Categorías
Sin categoría

Refutación a “Anfibia” y “Cenital”

Últimamente me han llegado muchos comentarios de Socialistas, Macristas, Kirchneristas, 2 links en donde se pretende “dar a conocer” una “verdad”, la cual apunta que la Argentina nunca funciono con el Liberalismo, que vivimos gobernados cerca de 110 de años con este modelo y que es un fracaso rotundo en nuestro país, los cuales son estos:

1) http://revistaanfibia.com/ensayo/70-anos-de-peronismo/?fbclid=IwAR1vgLyb3eqjOBmPPEZ176Qi8aKnC1Naud-YOyHHRkNomEPr6A9vR25V_Dg

2) https://www.cenital.com/2019/10/17/es-cierto-que-argentina-se-jodio-en-1945–/63838

Para comenzar con esta refutación, iré por el Link numero 1):

La cosa desde el vamos comienza demasiado mal:


Con la partida de Mauricio Macri concluye el tercer experimento neoliberal en el que se embarcó la Argentina. Como los dos precedentes –el de la última dictadura y el de Menem, continuado por De la Rúa– termina en un desastre inapelable. No hay una sola variable macroeconómica que esté mejor que en 2015 y todos los indicadores sociales empeoraron seriamente. La Argentina se transformó en estos años, según la OCDE, en uno de los países de peor desempeño económico de todo el mundo.

Los partidarios del liberalismo buscan desentenderse de ese resultado. Pero todos recordamos el apoyo fervoroso que le brindaron a Macri mientras ponía en marcha su programa económico. Todavía en octubre de 2016, cuando ya se había desplegado el arsenal de medidas que condujeron a la crisis actual, José Luis Espert no ahorraba elogios para un gobierno que había hecho “infinidad de cosas bien” y para un presidente que tenía la oportunidad de ser “un Roca o un Churchill”. Nada menos.

El exultante optimismo estaba justificado. Apenas asumió Macri estuvo claro que la política volvía a pendular hacia la ortodoxia. La visión que la inspiraba era claramente neoliberal, aunque de un estilo algo diferente al de los tiempos de Menem. Para que el proyecto neoliberal se asentase esta vez sobre bases firmes, afirmaron que era necesario generar no sólo reformas económicas sino también un “cambio cultural”: había que modificar los valores más bien progresistas bien arraigados en la sociedad argentina, su igualitarismo, su confianza en el Estado como garante del bienestar colectivo, su sospecha respecto del libre mercado. El proyecto del “cambio cultural” consistía en que esos valores fundamentales mutasen hacia otros de signo opuesto, los del “emprendedurismo”. Abandonar el reclamo político y dedicarse a los asuntos privados desde una actitud más “emprendedora”, se suponía, iba a redundar en mejoras para todo el país.

Claro que generar un cambio así en la cultura iba a ser un proceso lento: haría falta un largo período bajo égida del PRO. Atentos a las limitaciones que imponía el electorado, desde el gobierno anunciaron entonces que no habría una política de shock, sino una estrategia de cambio paulatino, acompañada de una extensión del gasto social focalizado –como en tiempos de Menem–, para evitar estallidos. El llamado “gradualismo” se implementó para evitar reacciones adversas entre la población que provocaran un prematuro cambio de gobierno. Así, en las intenciones con las que arrancó Macri, la política, las medidas económicas y el proyecto cultural estaban entrelazados. Lo gradual no quita lo liberal.

En lo económico, apenas iniciado su gobierno Cambiemos quitó toda limitación a la compra de dólares y eliminó todas las regulaciones sobre el ingreso y egreso de capitales. Desmanteló las barreras paraarancelarias y los cupos que la gestión anterior había levantado para proteger la industria nacional y redujo los aranceles de importación de muchos productos. Los exportadores agropecuarios y mineros fueron premiados con el fin de las retenciones (se las mantuvo sólo para la soja, con la promesa de que las bajarían gradualmente hasta llevarlas a cero) y de inmediato se inició una política de reducción de los subsidios al transporte y a la energía. Además, se realizaron recortes presupuestarios en muchas áreas del Estado acompañados de despidos.

Macri colocó al frente del Banco Central a Federico Sturzenegger, quien aplicó a la cuestión de la inflación un enfoque monetarista. En mayo de 2018 el entonces presidente sorprendió con el anuncio de que el país volvería a tomar créditos del FMI luego de 15 años. El organismo ofreció a la Argentina el mayor préstamo de toda su historia, índice de su confianza en el gobierno. El desembolso llegó con sus condicionamientos habituales de mayores ajustes y de modificación de algunas leyes, entre ellas las jubilatorias.

En fin, por la orientación de las medidas, por la visión individualista que lo acompañó, por los organismos externos y grupos locales que lo apoyaron, no cabe duda de que se trató de un programa neoliberal. Que en el último tramo de su gobierno el descalabro total forzara a Macri a improvisar medidas ajenas a su voluntad (como reinstaurar las retenciones y el cepo cambiario o imprimir más billetes) no cambia ese hecho básico.  

Desde el vamos no existe el Neoliberalismo, voy a dar argumentos del porque no, y voy a refutar hasta el ultimo párrafo de estos 2 textos, para que ustedes puedan no ser refutados:

En 1938 se reunieron en París Friedrich von HayekLudwig von MisesRaymond Aaron, entre otros liberales, en lo que se llamó “Coloquio Walter Lippmann”.Con el propósito de encontrar una vía entre los colectivismos fascista y comunista y el liberalismo, el sociólogo y economista Alexander Rüstow propuso adoptar el neologismo “neoliberalismo”.¿Saben a qué se refería Rüstow? A la economía social de mercado, más conocida como… ¿lo adivinan? ¡Socialdemocracia!.

Aunque no hace uso explícito del término, von Mises sí lo evoca en distintas oportunidades pero asistemáticamente, como veremos. En efecto, von Mises habla de älteren Liberalismus y de neuenLiberalismus, no de “neoliberalismo”. Sin embargo, puede llevar a confusión si revisamos la edición inglesa de Liberalismus, pues encontraremos ahí la cita siguiente:

“Nowhere is the difference between the reasoning of the older liberalism and that of neoliberalism clearer and easier to demonstrate than in their treatment of the problems of equality” .

Mises, Ludwig von. Liberalism. Sheed Andrews and Mc Mee, Inc. Kansas City. 1978. Pág. 27.

Hasta ahí se podría llegar a la conclusión de que von Mises introdujo el término, pues Liberalismus es un libro de 1927. No obstante, si revisamos la edición alemana original veremos que el término “neoliberalismo” no aparece.

En efecto, la cita original es:

“Nirgends ist untershied,der in der argumentation zwischen dem älteren Liberalismus und dem neuen Liberalismus besteht, karer und leichter auzfzuweisen alsbeim problem der gleichheit”.

Mises, Ludwig von. Liberalismus . Academia Verlag. Sankt Augustín. 1993. Pág. 24.

Por cierto que con esto no estamos sugiriendo que haya sido el traductor del texto al inglés, Ralph Raico, quien haya inventado el término, pues en 1962, fecha en que la traducción se produce, ya venía siendo usado en algunos círculos académicos, al punto de que, como veremos luego, ya había sido objeto hasta de un coloquio específico para discutir su adopción.

No sólo en Liberalismus, que es de 1927, puede rastrearse el origen del término, también en otro libro anterior de von Mises existe una referencia aún más remota. En efecto, en Socialismo, que es de 1922, habla también acerca de la diferencia entre el viejo liberalismo (älteren Liberalismus) y el nuevo liberalismo (neuenLiberalismus), pero tampoco usa expresamente la palabra “neoliberalismo” para describir a este último.

Así, von Mises sostiene que:

“Today the old liberal principles have to be submitted to a throrough reexamination. Science has been completely transformed in the last hundred years, and today the general sociological and economic foundations of the liberal doctrine have to be re-laid. On many questions liberalism did not think logically to the conclusion. There are loose threads to be gathered up. But the mode of political activity of liberalism cannot alter” .

Mises, Ludwig von. Socialism. Liberty Classics. Indianapolis. 1981. Pág. 418.

Posteriormente, en el prefacio a la Segunda Edición alemana de ese mismo libro, el autor dijo:

“The older liberalism, based on the classical political economy, maintained that the material position of the whole of the wage-earning classes could only be permanently raised by an increase of capital, and this none but capitalistic society based on private ownership of the means of production can guarantee to find. Modern subjective economics has strengthened and confirmed the basis of the view by its theory of wages. Here modern liberalism agrees entire with the older school” .

Mises, Ludwig von. Ob Cit. Pág. 9. (Prefacio a la Segunda edición en alemán. Viena. 1932).

Más allá de las confusiones que podrían haberse creado en las traducciones, en mi concepto está claro que, aunque Mises no utilizó explícitamente el término, sí habló con frecuencia de un liberalismo viejo y de un liberalismo nuevo. Empero, inclusive en ello fue bastante inexacto.

En la cita de Liberalismo resulta del contexto que por neuen Liberalismus se refiere a los socialistas que se hacen pasar por liberales, mientras que por älteren Liberalismus se refiere a los que llamaríamos liberales clásicos. Teniendo en cuenta que, como dijéramos, el libro es de 1927, este uso es concordante con lo que en textos posteriores von Mises llamaría pseudo liberales. En cambio, en las citas de Socialismo, parece ser que el autor quiere distinguir entre el viejo y el nuevo liberalismo en función de la teoría subjetiva del valor. En tal sentido, el liberalismo se dividiría en viejo (älteren), antes del valor subjetivo, y nuevo (neuen) después de él. Con esto, además, diera la impresión de que von Mises quiere resaltar especialmente la contribución de Menger y Böhm-Bawerk, en lo que después vendría en llamarse escuela austríaca de economía. Entonces, si bien es posible rastrear el término “neoliberalismo” hasta von Mises, el sentido que estas alusiones precursoras tuvieron no fue siempre el mismo. En el Liberalismo se usó para designar a los socialistas encubiertos y otros enemigos de la libertad; en el Socialismo, para designar al liberalismo después de la teoría subjetiva del valor.

<<No me parece exacto decir que el neoliberalismo no existe. Una cosa es que sea una construcción teórica promovida por el reformismo en general (no simplemente socialdemócrata) con el que trata de llevar el agua a su molino al hacer creer que “otro capitalismo es posible”, uno de color de rosa, dando marcha atrás a la rueda de la historia; concepción a la que ciertamente nos remite cada vez que oímos la palabra. Y otra es que a raíz de la crisis del capitalismo mundial iniciada a finales de la década de los 1960 no haya entrado el capitalismo en una nueva etapa de acumulación que consiste básicamente en dar por cerrada la etapa excepcional del “Estado del bienestar” y aumentar la explotación de las clases trabajadoras a fin de compensar la pérdida de eficiencia económica del capitalismo dada la contradicción del desarrollo de las fuerzas productivas con la relaciones sociales de producción al haber alcanzado las primeras un elevadísimo grado de desarrollo y acentuar así su carácter social y su tendencia a la internacionalización. Por supuesto esa “vuelta a las viejas reglas” no se hace volviendo al nivel de desarrollo de las fuerzas productivas anterior a la Segunda Guerra Mundial, sino sobre el nivel de desarrollo alcanzado mientras tanto, lo que también implica consecuencias. No se puede prescindir de esto último, de la caracterización de la etapa actual del proceso de acumulación,  por hacer una abstracción excesiva, porque entonces hablas del capitalismo en general, en el reino de las ideas, y no del capitalismo tal y como existe. Evidentemente, el capitalismo no hubiera podido surgir ni existir ni puede sobrevivir sin el Estado, y que el capitalismo tiene necesariamente una base nacional que no puede superar (y esto es parte de la contradicción desarrollo fuerzas productivas/relaciones sociales de producción) y de hecho el Estado está hoy más hipertrofiado que nunca: lo del “acabar con el Estado” por parte de ancap y demás no es más que demagogia para justificar el desmantelamiento de las conquistas sociales, políticas y laborales por parte de las clases trabajadoras, en especial la obrera, que se plasmaron en el llamado “Estado del Bienestar”, una expresión por lo demás tan engañosa como la de “neoliberalismo”>>.

Juan Manuel Olarieta Alberdi – Abogado y Analista Político.

…es un mito que se ha creado la Social-Democracia para justificar sus propias posiciones ideológicas.

“Me considero liberal y conozco a muchas personas que lo son y a otras muchísimas más que no lo son. Pero, a lo largo de una trayectoria que comienza a ser larga, no he conocido todavía a un solo neo-liberal. […] Un “neo” es alguien que es algo sin serlo, alguien que está a la vez dentro y fuera de algo, un híbrido escurridizo, un comodín que se acomoda sin llegar a identificarse nunca con un valor, una idea, un régimen o una doctrina. Decir “neo-liberal” equivale a decir “semi” o “seudo” liberal, es decir, un puro contrasentido. O se está a favor o seudo a favor de la libertad, como no se puede estar “semi embarazada”, “semi muerto”, o “semi vivo”. La fórmula no ha sido inventada para expresar una realidad conceptual, sino para devaluar semánticamente, con el arma corrosiva de la irrisión, la doctrina que simboliza, mejor que ninguna otra, los extraordinarios avances que al aproximarse este fin de milenio, ha hecho la libertad en el largo transcurso de la civilización humana”.

Mario Vargas Llosahttps://www.elcato.org/el-liberalismo-entre-dos-milenios

[…] El sentido predominante que se le atribuye al término “neoliberalismo” es consecuencia de que los enemigos de la libertad han utilizado esa palabra como una sinécdoque, como anteriormente otros hicieron con la palabra social a la que convirtieron en una antífrasis. Y otros, antes aún, con la palabra liberal, a la que le pasó lo mismo.

De esta manera, a través de la retórica y sus mecanismos, los liberales perdemos en el debate político lo que ganamos en el campo de las contribuciones científicas. Probablemente haya muy pocas doctrinas que, como el liberalismo, hayan perdido tantos términos a manos de sus enemigos en el debate político. […] Despojar al liberalismo de una cierta arrogancia intelectual resulta, así imprescindible. Con ejemplos como lo sucedido con el término “neoliberalismo” debería bastarnos para entenderlo, porque aunque “words are signals for ideas, not ideas”, como quería Spencer . Perder nuestros términos por una mayor habilidad de nuestros oponentes se presenta como un error muy lamentable que amenaza periódicamente nuestra identidad.Ser liberal no significa lo mismo en todos los países. Algunos de nuestros conceptos más preciados, como justicia, estado de derecho o propiedad, han sido tergiversados por adjetivos semánticamente predatorios. Y, en el colmo de la paradoja, quieren nuestros rivales asociarnos con ideas, políticas o gobiernos que nos resultan ajenos. Todo ello es de por sí un precio muy alto a pagar por no haber advertido la importancia de este debate y el daño que pueden causar las palabras cuando son retóricamente manejadas. […]

Enrique Ghersi: «El mito del neoliberalismo». ElCato.org. 29 de septiembre de 2004. 

El pensador de izquierda más importante de Europa, Slavoj Žižek, en una entrevista en octubre de 2015, ha dado una opinión muy exacta de lo que los libertarios y economistas austríacos pensamos de la economía actual.

El “neoliberalismo”, dice Žižek, es un mito, muy al contrario de la postura discursiva dominante en todas las aulas latinoamericanas:

Vivimos en la era de la ideología. El neoliberalismo es un mito. El papel de los aparatos de estado, de la intervención estatal en la economía, es cada vez más importante. Vi hace poco un reportaje sobre Mali, en el África central. Producen un algodón excelente y el precio es, por supuesto, muy bajo. Pero no pueden abrirse paso… ¿Por qué? Pues porque Estados Unidos, al subvencionar a sus propios productores para que produzcan algodón, gasta más en ayudas a sus granjeros que todo el presupuesto estatal de Mali. (cursivas añadidas).

Leí hace mucho una entrevista fantástica que la CNN le hizo al Ministro de finanzas de Mali, quien decía: “por favor, nosotros no necesitamos ninguna ayuda socialista. Den una oportunidad al mercado. No financien injustamente a sus productores, y Mali se salvará, económicamente hablando.” Y fue increíble cómo contestó a estas declaraciones la embajadora de Estados Unidos en el país africano. Dijo: “No es tan simple como esto, en Mali hay corrupción, bla, bla, bla”. Sandeces. Esta es la realidad, la esencia del capitalismo global. Todo el mundo se salta las normas.

Lo que fácilmente se puede abstraer de las palabras de Žižek es que si se sostiene que el “Neo-liberalismo” es privatizar, libre paso de recursos materiales y humanos, en suma, libre comercio y competencia, entonces, el “neo-liberalismo es un mito”, mito que la izquierda de forma tramposa viene propagando desde las universidades a los debates políticos criticando un hombre de paja de supuesto capitalismo laissez faire que no existe, en otras palabras si vivimos en una economía intervenida, mixta, con mitad libertad y mitad controles esto no puede ser acusado de neo-liberalismo, suponiendo que el significado de tal ambigüedad sea capitalismo laissez faire.

Al respecto de los tratados de libre comercio, uno de los economistas más leídos en el mundo, Murray Rothbard decía:

[…] la etiqueta “Acuerdo Norteamericano de Libre Comercio” (NAFTA, por sus siglas en inglés) se supone que reclama un consentimiento incuestionable. “¿Pero cómo puedes estar en contra del libre comercio?” Es muy fácil. La gente que nos ha traído el NAFTA y tratan de calificarlo como “libre comercio” son la misma gente que llama “inversión” al gasto público, “contribuciones” a los impuestos y “reducción del déficit” a aumentar los impuestos. No olvidemos que los comunistas también solían llamar “libertad” a su sistema.

[…] el verdadero libre comercio no requiere un tratado… Si los dirigentes quisieran realmente libre comercio, todo lo que tienen que hacer es abolir nuestros numerosos aranceles, cuotas de importación, leyes anti-“dumping” y otras restricciones al comercio impuestas por Estados Unidos. No hace falta ninguna política exterior ni maniobras en el exterior.

Ahora bien refutado el termino, ¿Macri fue Liberal?, la respuesta es NOOOOO, aquí dejo las razones empíricas:

En millones de pesos. Gasto Primario
Finalidad Función2019% s/total
———————–
Administración Gubernamental167.9364,9%
Legislativa20.0910,6%
Judicial66.9422,0%
Dirección Superior Ejecutiva14.3930,4%
Relaciones Exteriores25.2730,7%
Relaciones Interiores32.7241,0%
Administracion Fiscal2.9020,1%
Control de la Gestión Pública3.5930,1%
Información y Estadística Básicas2.0170,1%
Servicios de Defensa y Seguridad187.7715,5%
Defensa71.0422,1%
Seguridad Interior91.4542,7%
Sistema Penal17.6710,5%
Inteligencia7.6030,2%
Servicios Sociales2.642.08077,0%
Salud149.6974,4%
Promoción y Asistencia Social66.3421,9%
Seguridad Social2.086.51360,8%
Educación y Cultura229.3046,7%
Ciencia y Técnica46.2591,3%
Trabajo10.7350,3%
Vivienda y Urbanismo28.8010,8%
Agua Potable y Alcantarillado24.4290,7%
Servicios Económicos428.13512,5%
Energía, Combustibles y Minería222.8956,5%
Comunicaciones12.2630,4%
Transporte158.8884,6%
Ecología y Medio Ambiente8.4820,2%
Agricultura10.9670,3%
Industria8.8860,3%
Comercio, Turismo y Otros Servicios4.4660,1%
Seguros y Finanzas1.2880,0%
Servicios de la Deuda Pública5.8230,2%
Total3.431.746100,0%

Fuente: Mensaje Proyecto de Ley 2019. https://www.minhacienda.gob.ar/onp/presupuesto_ciudadano/seccion3.html#gasto

Siguiendo con los informes del Gasto Publico, los 2 gráficos dicen claramente que se consolido un gasto igual a “La era Kirchnerista“:

Esta priorización de la política de SEGURIDAD SOCIAL ($1,4 billón de crédito) en el presupuesto se relaciona con el impacto de las aplicaciones (por primera vez en marzo de 2016) del coeficiente de actualización de las prestaciones previsionales (Ley N° 26.417 de Movilidad de las Prestaciones del Régimen Previsional Público) a las asignaciones familiares. El incremento para el período marzo-agosto ascendió al 15,35%, en septiembre fue de 14,16%, en marzo de 2017, de 13,0% y en septiembre de 2017, de 13,3%.

La fuente de estos 2 últimos gráficos la pueden encontrar aquí: https://www.argentina.gob.ar/sites/default/files/politicassociales-publicaciones-informe-gasto-social-2018.pdf

La ambiciosa meta de llegar al déficit fiscal cero este año implicó una suba de impuestos no prevista cuando comenzó la gestión de Mauricio Macri . Si bien en los dos primeros años de gobierno se redujo la presión tributaria en casi dos puntos del producto bruto interno (gracias a los ingresos extraordinarios del blanqueo), en 2019 la carga impositiva será la más alta en, por lo menos, los últimos 60 años (con los datos disponibles para la comparabilidad de las series de PBI), según estimaciones privadas.

Sobre la base de las proyecciones de la ley de presupuesto, este año la presión tributaria ascenderá a 26,2% del PBI. Esto significa una suba de 1,3 puntos del producto respecto del año pasado y de 2,2% del PBI en relación con los dos primeros años de la administración de Cambiemos, según un trabajo de la consultora Ledesma. La mayor suba será la de las retenciones, que pasarán de aportar 0,8% del PBI a 2,4%. En el Gobierno, sin embargo, señalan que, tras la reforma tributaria de fines de 2017 y luego del Pacto Fiscal, en el que se propuso cambiar la distribución del impuesto al cheque y el de ganancias, la presión fiscal consolidada de 2019 será similar a la del último año del gobierno de Cristina Kirchner . Entonces, con una carga impositiva de 25,8% del PBI, 2015 fue el récord anterior de presión.

Este es el tamaño del Estado hoy en día en Argentina. ¿Bastante grande no?, el liberalismo busca la reducción lo máximo posible de un Estado. Claramente vemos que el Estado argentino NO fue reducido.

Esta imagen muestra las provincias con mayor cantidad de empleados públicos. Esto provoca que el Estado gaste más dinero. Lógicamente un liberal lo que habría hecho sería migrar a los empleados al sector privado pero Macri no lo ha hecho.

Ahora bien, quiero darme el trabajo de mostrarles cada Impuesto que hay en la Argentina

Nombre del ImpuestoNivelHecho imponibleBase imponible
1Impuesto a las ganancias sobre personasNacionalPor los rendimientos, enriquecimientos y rentas susceptibles de una periodicidad que implique la permanencia de la fuente y su habilitacion, los originados por la enajenacion de bienes muebles amortizables, los derivados de la enajenacion de acciones, cuotas y participaciones sociales, monedas digitales, titulos, bonos y demás valores y los derivados de la enajenacion de inmuebles y de la transferencia de derechos sobre los mismos.En función de la ganancia bruta real, de la que se detraen los gastos necesarios para obtener, mantener y conservar la fuente en condiciones de productividad. Ademas, cuenta con deducciones personales y otros conceptos deducibles como aportes obligatorios a los sistemas de jubilaciones y a obras sociales, gastos de sepelio, primas de seguro de vida, entre otros.
2Impuesto a las ganancias sobre sociedadesNacionalPor todos los rendimientos, enriquecimientos y rentas susceptibles o no de periodicidad o de permanencia de la fuenteEn función de la ganancia bruta real, sin computar los dividendos recibidos a raíz de distribuciones efectuadas por sociedades sujetas al impuesto residentes en el país, de la que se detraen los gastos necesarios para obtener, mantener y conservar la fuente en condiciones de productividad.
3Gravamen de emergencia sobre premios de determinados juegos de sorteos y concursos deportivosNacionalPor la obtención de premios en juegos de sorteos (loterias, rifas y similares) o en concursos de apuestas de pronósticos deportivos distintos de las apuestas de carreras hípicas, organizados en el pals por entidades oficiales o entidades privadas autorizadas.En función al monto neto del premio, siendo el mismo del 90% del premio total menos los descuentos que prevean las normas que regulan el juego o concurso.
4Régimen para los trabajadores en relación de dependencia: APORTESNacionalPor contar con trabajadores en relación de dependencia.Retención a cargo del empleador en función del sueldo bruto del trabajador.
5Régimen para los trabajadores en relación de dependencia: CONTRIBUCIONESNacionalPor contar con trabajadores en relacion de dependencia.Obligación de pago a cargo del empleador en función del sueldo bruto del trabajador.
6Régimen de trabajadores AutónomosNacionalRecae sobre aquellas personas que desarrollan una actividad en forma independiente.Se calcula sobre la base de una renta imponible mensual presunta por categoría y actualizados trimestralmente
7Régimen para el personal de casas particularesNacionalPor las relaciones laborales que se entablen con los empleados y empleadas por el trabajo que presten en las casas particulares o en el ámbito de la vida familiar y que no importe para el empleador lucro o beneficio económico directo, cualquiera fuere la cantidad de horas diarias o de jornadas semanales en que sean ocupados por tales laboresImporte fijo en calidad de aportes, contribuciones y cuotas del riesgo de trabajo teniendo en cuenta las horas semanales trabajadas y la condición de los trabajadores, ya sea activo o jubilado.
8Impuesto sobre los Bienes PersonalesNacionalPor la posesión de bienes personales al 31 de diciembre de cada año.Se calcula sobre los bienes poseídos al 31 de diciembre de cada año, valuados de acuerdo con las disposiciones legales y reglamentarias, que buscan considerar su valor de mercado a dicha fecha
9Contribución especial sobre el Capital de las CooperativasNacionalPor el capital de las cooperativas inscriptas en el Instituto Nacional de Acción Cooperativa y Mutual de la Secretaria del Desarrollo Social de la Presidencia de la Nación al cierre de cada ejercicio económico.Diferencia entre el activo y pasivo al cierre del ejercicio, valuados de acuerdo con las disposiciones legales y reglamentarias. No se computan los bienes situados con carácter permanente en el exterior y los bienes exentos.
10Impuestos a la Transferencia de Inmuebles de Personas Físicas y Sucesiones IndivisasNacionalTransferencia a título oneroso de inmuebles ubicados en el país.Alícuota en función al valor de transferencia.
11Impuesto sobre los Créditos y Débitos en Cuentas Bancarias y Otras OperatoriasNacionalPor los créditos y débitos efectuados en cuentas abiertas en las entidades regidas por la Ley de Entidades Financieras; por las operatorias que efectúen dichas entidades en las que sus ordenantes o beneficiarios no utilicen las cuentas indicadas en el mismo y por todos los movimientos de fondos, propios o de terceros, aún en efectivo, que cualquier persona, incluidas las comprendidas en la Ley de Entidades Financieras, efectúe por cuenta propia o por cuenta y/o a nombre de otrasSobre el importe bruto de los débitos, créditos y operaciones gravadas, sin efectuar deducción o acrecentamiento alguno por comisiones, gastos, o conceptos similares, que se indiquen por separado en forma discriminada en los respectivos comprobantes.
12Impuesto al Valor AgregadoNacionalPor las ventas de cosas muebles situadas o colocadas en el territorio del país; obras, locaciones y prestaciones de servicios realizados en el país; importaciones definitivas de cosas muebles; prestaciones realizadas en el exterior para ser utilizadas en el país y por los servicios digitales prestados por un sujeto residente o domiciliado en el exterior cuya utilización o explotación efectiva se lleve a cabo en el país.En base al precio neto de la operación, incluido el de servicios prestados juntamente con la operación o con motivo de ella y contraprestaciones de financiación. No integran la base el IVA generado por la propia operación y los tributos internos que reconozcan como hecho imponible la misma operación. En las importaciones se liquidara en base al precio normal definido para la aplicación de los derechos de importación, al que se agregan todos los tributos a la importación o aplicables con motivo de ella, excluidos el IVA que genera la importación y los tributos de la ley de impuestos internos
13Impuesto interno al tabacoNacionalSe aplica por el consumo de diferentes bienes y/o servicios.Por el precio neto facturado por el responsable, entendiéndose por precio neto el que resulta una vez deducidos descuentos y bonificaciones, intereses de financiación y el IVA generado por la operación. Excepto primas percibidas por aseguradoras legalmente establecidas en el país y primas pagadas por asegurados a compañías extranjeras que no tengan sucursales autorizadas a operar en el país que no integran el IVA en la liquidación del impuesto.
14Impuesto interno a las bebidas alcohólicasNacionalSe aplica por el consumo de diferentes bienes y/o servicios.Por el precio neto facturado por el responsable, entendiéndose por precio neto el que resulta una vez deducidos descuentos y bonificaciones, intereses de financiación y el IVA generado por la operación.
15Impuesto interno a las cervezasNacionalSe aplica por el consumo de diferentes bienes y/o servicios.Por el precio neto facturado por el responsable, entendiéndose por precio neto el que resulta una vez deducidos descuentos y bonificaciones, intereses de financiación y el IVA generado por la operación.
16Impuesto interno a las bebidas analcohólicasNacionalSe aplica por el consumo de diferentes bienes y/o servicios.Por el precio neto facturado por el responsable, entendiéndose por precio neto el que resulta una vez deducidos descuentos y bonificaciones, intereses de financiación y el IVA generado por la operación. Excepto primas percibidas por aseguradoras legalmente establecidas en el país y primas pagadas por asegurados a compañías extranjeras que no tengan sucursales autorizadas a operar en el país que no integran el IVA en la liquidación del impuesto.
17Impuesto interno a los jarabesNacionalSe aplica por el consumo de diferentes bienes y/o servicios.Por el precio neto facturado por el responsable, entendiéndose por precio neto el que resulta una vez deducidos descuentos y bonificaciones, intereses de financiación y el IVA generado por la operación. Excepto primas percibidas por aseguradoras legalmente establecidas en el país y primas pagadas por asegurados a compañías extranjeras que no tengan sucursales autorizadas a operar en el país que no integran el IVA en la liquidación del impuesto.
18Impuesto interno a los extractos y concentradosNacionalSe aplica por el consumo de diferentes bienes y/o servicios.Por el precio neto facturado por el responsable, entendiéndose por precio neto el que resulta una vez deducidos descuentos y bonificaciones, intereses de financiación y el IVA generado por la operación. Excepto primas percibidas por aseguradoras legalmente establecidas en el país y primas pagadas por asegurados a compañías extranjeras que no tengan sucursales autorizadas a operar en el país que no integran el IVA en la liquidación del impuesto.
19Impuesto interno a las champañasNacionalSe aplica por el consumo de diferentes bienes y/o servicios.Por el precio neto facturado por el responsable, entendiéndose por precio neto el que resulta una vez deducidos descuentos y bonificaciones, intereses de financiación y el IVA generado por la operación.
20Impuesto interno a los objetos suntuariosNacionalSe aplica por el consumo de diferentes bienes y/o servicios.Por el precio neto facturado por el responsable, entendiéndose por precio neto el que resulta una vez deducidos descuentos y bonificaciones, intereses de financiación y el IVA generado por la operación. Excepto primas percibidas por aseguradoras legalmente establecidas en el país y primas pagadas por asegurados a compañías extranjeras que no tengan sucursales autorizadas a operar en el país que no integran el IVA en la liquidación del impuesto.
21Impuesto interno a los vehículos automóviles y motoresNacionalSe aplica por el consumo de diferentes bienes y/o servicios.Por el precio neto facturado por el responsable, entendiéndose por precio neto el que resulta una vez deducidos descuentos y bonificaciones, intereses de financiación y el IVA generado por la operación. Excepto primas percibidas por aseguradoras legalmente establecidas en el país y primas pagadas por asegurados a compañías extranjeras que no tengan sucursales autorizadas a operar en el país que no integran el IVA en la liquidación del impuesto.
22Impuesto interno a las embarcaciones y aeronaves de recreo o deportesNacionalSe aplica por el consumo de diferentes bienes y/o servicios.Por el precio neto facturado por el responsable, entendiéndose por precio neto el que resulta una vez deducidos descuentos y bonificaciones, intereses de financiación y el IVA generado por la operación. Excepto primas percibidas por aseguradoras legalmente establecidas en el país y primas pagadas por asegurados a compañías extranjeras que no tengan sucursales autorizadas a operar en el país que no integran el IVA en la liquidación del impuesto.
23Impuesto interno a productos electrónicosNacionalSe aplica por el consumo de diferentes bienes y/o servicios.Por el precio neto facturado por el responsable, entendiéndose por precio neto el que resulta una vez deducidos descuentos y bonificaciones, intereses de financiación y el IVA generado por la operación. Excepto primas percibidas por aseguradoras legalmente establecidas en el país y primas pagadas por asegurados a compañías extranjeras que no tengan sucursales autorizadas a operar en el país que no integran el IVA en la liquidación del impuesto.
24Impuesto interno a los segurosNacionalPor la percepción de primas por la entidad aseguradora o, en su caso, el pago de primas efectuado por el asegurado a compañías extranjeras sin representación en el país.Primas percibidas por aseguradoras legalmente establecidas en el país y primas pagadas por asegurados a compañías extranjeras que no tengan sucursales autorizadas a operar en el país, sin considerar el IVA
25Impuesto interno a la telefonía satelitalNacionalPor el importe facturado por el servicio de telefonía celular y satelital al usuario. Comprende los servicios móviles de telecomunicaciones y los de radiocomunicaciones.Sobre la factura al usuario. Comprende todo otro servicio prestado en forma conjunta, aún en el caso de que se facture por separado
26Impuestos sobre los Combustibles Líquidos y al Dióxido de CarbonoNacionalTransferencia onerosa o gratuita efectuada por Importadores, empresas refinadoras y productoras de combustibles líquidos y otros derivados de hidrocarburos.Se aplican montos fijos en pesos por litro o kilogramo a los diferentes productos gravados como la nafta, gasolina, kerosene, solvente, aguarras, gasoil, diesel oils, fuel Oil, coque de petróleo y carbon mineral.
27Impuesto a la Energía EléctricaNacionalPor la compra o importacion de energía eléctrica en bloque realizada por grandes usuarios o distribuidores.Sobre el monto de las tarifas que paguen los compradores del mercado eléctrico mayorista.
28Impuesto Adicional de Emergencia sobre CigarrillosNacionalPor venta de cada paquete de cigarrillos vendido en el territorio nacional.Sobre el precio final de venta de cada paquete de cigarrillos vendido en el territorio nacional. El monto del gravamen no forma parte de la base de cálculo del impuesto Interno, del impuesto al Valor Agregado ni de los importes correspondientes al Fondo Nacional del Tabaco
29Fondo Especial del TabacoNacionalPor de venta al público de cada paquete de cigarrillo.Sobre el precio de venta al público descontado el Impuesto al Valor Agregado y el Impuesto Adicional de Emergencia sobre Cigarrillos.
30Impuesto a las Entradas de Espectáculos CinematográficosNacionalPor entrega al título oneroso o gratuito de entradas o boletos para presenciar espectáculos cinematográficos.Sobre el precio básico de las entradas o localidades.
31Impuesto a los Videogramas GrabadosNacionalPor la venta o locación de todo tipo de videograma grabado y destinado a exhibición pública o privada.Sobre el precio de venta o locación. Si el vendedor o locador es un responsable inscripto del Impuesto al Valor Agregado, debe excluirse de la base imponible a dicho impuesto.
32Impuesto a los Servicios de Comunicación AudiovisualNacionalLos titulares de los servicios de comunicación audiovisual por la comercialización de publicidad tradicional y no tradicional, programas, señales, contenidos, abonos y todo otro concepto derivado de la explotación de estos servicios. Además grava a los ingresos provenientes de la realización mediante el servicio de comunicación audiovisual de concursos, sorteos y otras actividades o prácticas de similar naturaleza, con excepción de aquéllos organizados por entidades oficialestodo otro concepto derivado de la explotación de estos servicios. Además grava a los ingresos provenientes de la realización mediante el servicio de comunicación audiovisual de concursos, sorteos y otras actividades o prácticas de similar naturaleza, con excepción de aquéllos organizados por entidades oficiales. Sobre la facturación bruta de la cual serán deducibles las bonificaciones y descuentos comerciales vigentes en plaza y que efectivamente se facturen y contabilicen, como así también, el Impuesto a los Ingresos Brutos tributados en las provincias y/o en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.
33Recargo al Gas NaturalNacionalPor el el consumo de gas natural por redes o ductos en el Territorio Nacional cualquiera fuera el uso o utilización final del mismo.Alícuota sobre el precio del gas natural en el Punto de Ingreso al Sistema de Transporte, por cada m³ de 9300 kilocalorías, que ingrese al sistema de ductos en el Territorio Nacional.
34Impuesto Específico sobre la Realización de ApuestasNacionalPor la realización de apuestas a través de máquinas electrónicas de juegos de azar y/o de apuestas automatizadas habilitadas y/o autorizadas ante la autoridad de aplicación, sobre el expendio, entendiéndose por tal el valor de cada apuesta cualquiera sea el medio en que se lleve a cabo (fichas, monedas, billetes, etc.).Alícuota sobre el valor de cada apuesta
35Impuesto Indirecto sobre Apuestas OnlineNacionalPor las apuestas efectuadas en el país a través de cualquier tipo de plataforma digital -juegos de azar y/o apuestas desarrollados y/o explotados mediante la utilización de la red de Internet-, con prescindencia de la localización del servidor utilizado para la prestación del servicio de entretenimiento.Alícuota sobre el valor bruto de cada apuesta.
36Derechos de ImportaciónNacionalPor la importación definitiva de mercaderías para consumo.Puede ser: un porcentaje sobre valor en aduana de la mercadería (Ad valorem), monto fijo por unidad de medida de la mercadería (específicos) o una combinación de ambos
37Derechos de ExportaciónNacionalPor la exportación para consumo de bienes y servicios.Al Valor FOB descontado el valor CIF de las mercaderías importadas temporariamente contenidas en el producto exportado y los propios derechos y demás tributos que gravan la exportación. Los productos agrícolas incluidos en la Ley Nº 21.453 al precio oficial. Y para el Gas Natural al precio más alto establecido para dicha mercadería en los contratos de importación de gas natural a la República Argentina. Para servicios, al monto que surja de la factura o documento equivalente
38Tasa de EstadísticaNacionalPor las importaciones de productos no originarios del MERCOSUR (excluidos los bienes de capital, informática y telecomunicaciones, los combustibles y otros bienes de menor significación).Alícuota sobre el valor en aduana de la mercadería combinado con una escala de montos máximos por tramos.
39Impuesto a los Pasajes al ExteriorNacionalPor la venta o emisión de pasajes aéreos, marítimos y fluviales al exterior, excepto que esta última prestación fuera efectuada mediante un servicio integrado por balsas, lanchas u otras embarcaciones menores, realizadas en el país sobre servicios de transporte regulares y no regulares, como así también, los pasajes vendidos o emitidos fuera del territorio nacional a favor de residentes argentinos, en viajes que se inicien en el territorio de la Nación.Sobre el importe correspondiente al precio final que figure en los pasajes vendidos al exterior o emitidos en el país y los vendidos o emitidos en el exterior para residentes argentinos en viajes que se inicien en el territorio nacional, deducidos los impuestos, tasas y contribuciones especiales.
40Régimen Simplificado Para Pequeños Contribuyentes (Monotributo)NacionalDestinado a los pequeños contribuyentes en relación a los impuestos a las Ganancias, al Valor Agregado y al sistema previsional. Hecho imponible asimilable al de dichos tributos.Montos en función del producido de las ventas, locaciones o prestaciones correspondientes a operaciones realizadas por cuenta propia o ajena.
41Impuesto InmobiliarioProvincialPor cada inmueble situado en la Provincia.Según la valuación fiscal de cada inmueble determinada por la autoridad competente Provincial.
42Impuesto sobre los ingresos brutos (Incluye: “Impuesto a las actividades económicas” de Salta)ProvincialPor el ejercicio habitual y a título oneroso en la jurisdicción de la Provincia, del comercio, industria, profesión, oficio, negocio, locaciones de bienes, obras o servicios, o de cualquier otra actividad a título oneroso, cualquiera sea el resultado económico obtenido y la naturaleza del sujeto que la presteSobre la base de los ingresos brutos devengados durante el período fiscal por el ejercicio de la actividad gravada.
43Impuesto a los sellosProvincialLos actos, contratos y operaciones de carácter oneroso, formalizadas en el territorio de la Provincia, suscriptas en instrumentos públicos o privados que exterioricen la voluntad de las partes. También los realizados fuera de la jurisdicción de la Provincia, cuando de su texto o como consecuencia de los mismos, resulte que deban ser negociados, ejecutados o cumplidos en ella. Además incluye a los actos, contratos y operaciones realizados por correspondencia; las operaciones monetarias registradas contablemente que representen entregas o recepciones de dinero, que devenguen intereses efectuadas por entidades financieras regidas por la Ley Nacional N° 21.526 y sus modificatorias, los contratos de seguros, únicamente cuando cubran riesgos sobre cosas situadas o personas domiciliadas en la Provincia y los créditos o financiaciones que se materialicen a través de tarjetas de crédito o de comprasPorcentaje (variable según el caso) del monto monetario total del contrato involucrado.
44Impuesto a los automotores (Incluye: “Impuesto a las embarcaciones” de Salta, “Patente única sobre vehículos de Santa Fe y “Patentes sobre los vehículos en general y de las embarcaciones deportivas” de CABA.)ProvincialPor vehículos automotores en general, remolques, acoplados, motocicletas, motonetas, afines y embarcaciones afectadas al desarrollo de actividades deportivas, de recreación o comerciales radicados en la Provincia.El impuesto se determinará aplicando las alícuotas que establezca la ley impositiva, sobre el valor anual que a cada vehículo asigne la Autoridad competente, quien a tal fin deberá considerar los precios de mercado, cotizaciones para seguros, las valuaciones que publica la AFIP a los fines del impuesto sobre los bienes personales u otros parámetros representativos.
45Impuesto a las Loterías, Rifas, Concursos, Sorteos y Otros Juegos de Azar (Incluye: “Premios obtenidos por máquinas tragamonedas” de Corrientes, “Impuesto a la Tómbola” de Salta e “Impuesto al juego de quiniela y lotería combinada” de Mendoza).ProvincialPor la comercialización, organización, realización, circulación o difusión de juegos de azar o de eventos en los que se adjudiquen premios por procesos aleatorios, que se efectúen en el territorio de la Provincia.Por el total del valor escrito de cada billete de lotería, rifa, tómbola y en general de todo billete que confiera participación en sorteo autorizado
46Impuesto a la transmisión gratuita de bienesProvincialTodo aumento de riqueza obtenido a título gratuito como consecuencia de una transmisión o acto de esa naturaleza, que comprenda o afecte uno o más bienes situados en la Provincia y/o beneficie a personas humanas o jurídicas con domicilio en la misma.Alcanza al enriquecimiento que se obtenga en virtud de toda transmisión a título gratuito, incluyendo: herencias; legados; donaciones; anticipos de herencia o cualquier otra transmisión que implique un enriquecimiento patrimonial a título gratuito
47Impuesto a la generación de residuos sólidos urbanos húmedos no reciclableProvincialPor la generación de residuos sólidos urbanos húmedos no reciclables.Canon según la cantidad de residuos sólidos generados (Litros diarios promedio).
48Impuesto a la Generación de Residuos Áridos y afines no reutilizableProvincialLa generación de residuos áridos, restos de demolición, y construcción en general.El impuesto debe abonarse por cada metro cuadrado (m2) que involucre la obra y/o demolición de acuerdo con el importe fijado en la ley tarifaria.
49Impuesto por el uso y la ocupación de la superficie, el espacio aéreo y el subsuelo de la vía públicaProvincialLa ocupación y/o uso de la superficie, el subsuelo y el espacio aéreo de la vía pública.Importes fijos según metro lineal, por prestador o manzana ocupada.
50Impuesto a los productos forestalesProvincialPor la extracción de los productos resultantes de la explotación de bosques fiscales o particulares, situados en la Provincia.Alícuota sobre los valores reales que para cada producto forestal establezca en cada año calendario la Dirección General de Recursos Naturales Renovables y sean convalidados por decreto del Poder Ejecutivo provincial.
51Impuesto a los combustibles derivados del petróleoProvincialPor cada litro o kilogramo de combustible derivado del petróleo, destinado a la tracción mecánica, que se venda o introduzca en la Provincia.Alícuota fija sobre el precio de cada litro o kilogramo, según el caso, de los combustibles derivados del petróleo de que se tratare.
52Impuesto sobre las actividades de hipódromos, similares y agencias de apuestasProvincialPor las apuestas que se efectúen en hipódromos, canódromos o similares vinculadas a las carreras de animales dentro del territorio de la Provincia.La base imponible será el monto de la apuesta, el valor del boleto o de cualquier otro comprobante que exteriorice el mismo.
53Impuesto para la Salud PúblicaProvincialPor las retribuciones devengadas en concepto de trabajo personal realizado por los trabajadores en relación de dependencia, los empleadores pagarán anualmente el impuesto para la salud pública.Toda remuneración por servicios realizados en relación de dependencia. No se considerarán dentro de la base imponible: las asignaciones familiares y las asignaciones mensuales con carácter permanente incorporadas a las remuneraciones de los trabajadores en relación de dependencia que revistan el carácter de no remunerativas por disposición legal.
54Impuesto al ejercicio de profesiones liberalesProvincialPor ejercicio de la actividad profesional y a título oneroso en la Provincia, excepto la docencia, sea o no realizada en forma habitual.Total de ingresos percibidos durante el período fiscal en concepto de honorarios o cualquier otro tipo de retribución por el ejercicio de la actividad gravada.
55Impuesto a la transferencia de mejoras y derecho en tierra fiscalProvincialPor transferencia de mejoras o derechos en tierra fiscales, urbanas y rurales.Precio convenido o el que resulte de la pericia realizada por el Departamento Agrotécnico del Instituto de Colonización y Tierras Fiscales, cuando este estimare que el mismo no se ajusta a la realidad.
56Derecho de delineación y construcciónProvincialPor la realización de obras que requieren permiso para su construcción, en los casos de edificios nuevos o de renovación o ampliación de los ya construidos.Se liquida sobre la base del valor estimado de las obras.
57Gravámenes sobre estructuras, soportes o portantes de antenas – Derecho de instalación y tasa por servicio de verificaciónProvincialEl emplazamiento de estructuras, soportes o portantes, de cualquier tipo, para antenas, independientemente de la prestación de servicio a la que estén destinadas o si se hallan o no en servicio. Por el derecho de instalación de nuevas estructuras, soportes o portantes, de cualquier tipo, para antenas o por registrar una existente. También por el servicio de verificación del mantenimiento del estado de las mismas.Por cada estructura, soporte, portante o elemento donde se emplace una antena.
58Derecho de capacidad constructivaProvincialLas operaciones que se lleven a cabo entre propietarios que transfieren o apliquen capacidades construibles.Cantidad de los metros cuadrados transferibles o aplicables multiplicados por la vigésima parte del valor establecido la ley tarifaria.
59Derechos de CementeriosProvincialPor el arrendamiento de sepulturas de enterratorio en los Cementerios de Chacarita y de Flores.Importes fijos por el arrendamiento de nichos, por cada período de un año.
60Derecho de TimbreProvincialTrámites o gestiones que taxativamente se establezcan: estudio o aprobación de los planos de obras construidas clandestinamente o sin permiso previo cuya subsistencia sea autorizada, iniciación de trámites, pago con estampillas.Importes/Aranceles fijos según el tipo de trámite.
61Derecho de extracción de mineralesProvincialPor la extracción de arcillas, arena para construcción, arena silícea, caliza, canto rodado, conchilla, piedras partidas, areniscas, toscas, pedregullo calcáreo, yeso y toda otra sustancia mineral, excluidas las que realicen en yacimientos, canteras o bancos situados en jurisdicción municipal, o en el dominio público o privado del Estado.Constituida por la cantidad extraída medida en metros cúbicos (m3).
62Derecho de explotación de mineralesProvincialPor la explotación de minerales de yacimientos situados en territorio de la Provincia y destinados a su comercialización y/o industrializaciónConstituida por la cantidad extraída medida en metros cúbicos (m3)
63Derechos de Explotación de ÁridosProvincialPor la explotación y/o extracción y/o cualquier otra forma de aprovechamiento de los materiales pétreos y terrosos no metalíferos agregados gruesos finos, (ripio, arena, guijarros) que se encuentren en los cursos de agua hasta la línea de ribera, cauce de los ríos, arroyos, canales y embalses del Estado provincial; como así también por la ocupación de dichos cauces.Valor fijado por el Poder Ejecutivo Provincial.
64Tasas retributivas de servicios: Servicios Administrativos (Ejemplo: Dirección Provincial de Rentas, Dirección general de Catastro, Dirección de Transporte, Dirección provincial del Trabajo de Entre Ríos)ProvincialPor los servicios que presta la administración Pública. Todas las actuaciones deberán realizarse en papel sellado del valor que determina la ley impositiva anual.Importes/Aranceles fijos según el tipo de trámite
65Tasas retributivas de servicios: Actuaciones judiciales (Ejemplo: Dirección de Registros Públicos y Archivo Judicial de la Provincia)ProvincialPor los servicios que preste la Justicia se deberán tributar tasas de acuerdo con la naturaleza y cuantía de los procesos.Importes/Aranceles fijos según el tipo de trámite.
66Tasas retributivas de servicios: Otras (Ejemplo: Alumbrado, Barrido y Limpieza, Mantenimiento y Conservación de Sumideros de CABA, de la actividad hidrocarburifería en Neuquén, de servicios hídricos de San Juan, Registro de marca y señales de Santiago del Estero)Provincial
67Tasa por depósito de mercaderías en infracciónProvincialPor el depósito de objetos y/o mercaderías. El pago de dicha suma por parte de los responsables y/o titulares es condición necesaria para la devolución de la mercadería y objeto secuestrado.Por cada día corrido de depósito de objetos y/o mercaderías en infracción.
68Tasa de uso de agua de dominio público (Incluye: “Tasa al uso especial del agua” de Tucumán)ProvincialPor el uso de agua del dominio público de conformidad con las disposiciones del Código o Leyes especiales de la Provincia, se pagará un tributo y/o derecho anual de acuerdo a los montos que fije la Dirección Provincial de Recursos Hídricos.Importes/Aranceles fijos según el destino del uso.
69Tasa de pescaProvincialPor los productos de pesca marítima obtenidos en las aguas jurisdiccionales provinciales que delimita la Ley Provincial Nº 2144.Según los valores que dispone la Subsecretaría de Pesca y Actividades Portuarias, para cada una de las especies y por kg, tomando en cuenta los datos (discriminación de kg, precio unitario y el total de las especies capturadas) consignados en la declaración jurada del contribuyente.
70Gravámenes que inciden sobre el abasto – Tasa por limpieza de feriasProvincialLa ocupación de espacios, puestos o locales en organismos y lugares del dominio de la jurisdicción, para el desarrollo de actividades relacionadas con la comercialización de productos de abasto. También por la limpieza de la superficie del espacio público ocupado por feriantes.Cada feriante inscripto en el registro abonará un importe fijo mensual y unitario.
71Contribución que incide sobre compañías de electricidadProvincialLas empresas de electricidad están obligadas al pago de un único gravamen sobre los ingresos brutos provenientes de la venta de energía eléctrica en la jurisdicción, una vez deducido el suministro de energía destinado al alumbrado público.Sobre la base de los ingresos brutos.
72Contribución por publicidadProvincialLa publicidad efectuada mediante anuncios en la vía pública, o que se perciben desde la vía pública, o en lugares de acceso público. El mismo tratamiento recibe la publicidad efectuada en los estadios deportivos de fútbol de primera división “A” o cualquier otro lugar donde se desarrollan espectáculos públicos, en las estaciones de subterráneos y en los vehículos, cualquiera sea el lugar en que estén colocados.Por cada metro cuadrado o fracción de superficie, de acuerdo al tipo y características a los cuales respondan se abona un importe fijo.
73Contribución por mejoras (Incluye: “Retribución de mejoras por obras de riego” de San Juan, “Retribución de mejoras camineras de San Juan”, “Contribución por mejoras“ de CABA y “Contribución especial para la obra de control y regulación de inundaciones en el noreste de La Pampa”).ProvincialPor el aumento o incremento del valor de los inmuebles urbanos y rurales, radicados en la Provincia, y los beneficios especiales de los mismos, derivados de la realización de obras públicas.Importe fijo sobre un porcentaje del costo total de la obra establecido por la autoridad competente.
74Canon de riegoProvincialPor la concesión del derecho de agua para riego, cualquiera sea la categoría a la que pertenezcaImporte fijo que se fijara en proporción a la magnitud de la respectiva concesión.
75Cooperadoras asistencialesProvincialPor todo sueldo, jornal o cualquier otra retribución originada por la prestación de servicios en relación de dependencia.Sobre el monto nominal de todo sueldo, jornal o cualquier otra retribución originada por la prestación de servicios en relación de dependencia y sin deducción alguna.
76Fondo de financiamiento de obras de infraestructura (FFOI)ProvincialAdicional sobre los ingresos brutos determinado, tanto para contribuyente locales como del Régimen del Convenio Multilateral, o sobre el importe mínimo previsto en la ley impositiva para cada anticipo mensual.
77Fondo de financiamiento del sistema educativo de la Provincia de Córdoba ( FOFISE)ProvincialAdicional sobre la sumatoria de bases imponibles del impuesto sobre los ingresos brutos, declaradas o determinadas por la Dirección para el ejercicio fiscal inmediato anterior, atribuible a la totalidad de las actividades desarrolladas, incluidas las que correspondan a las exentas y/o no gravado, cualquiera sea la jurisdicción en que se lleven a cabo las mismas.
78Fondo de reparación socialProvincialToda remuneración por prestación de servicios en relación de dependencia proveniente de la actividad pública provincial o privada. Están obligados a efectuar el pago del gravamen los empleadores y empleados en partes iguales, cada uno de ellos representativo del 50% del total de la obligación fiscal.
79Fondo de emergencia agropecuariaProvincialAfectación específica para instrumentación de apoyo técnico y/o económico a los productores cuyos predios se encuentren declarados en estado de emergencia o desastre agropecuario.Monto fijo por hectárea en forma conjunta con el Impuesto Inmobiliario Básico Rural, entre otros aportes.
80Fondo de Financiamiento de Servicios SocialesProvincialUna alícuota adicional del impuesto sobre los ingresos brutos, aplicable a todas las actividades gravadas por dicho impuesto con algunas excepciones
81Fondo de Financiamiento para el Sistema PrevisionalProvincialSe integrará con el producido derivado de una alícuota adicional del impuesto sobre los ingresos brutos aplicable a las actividades bancarias principalmente.1
82Tasa por Servicios GeneralesMunicipal o DepartamentalPor los servicios de seguridad, alumbrado público común o especial y su mantenimiento, recolección de residuos domiciliarios, etc.Valuación fiscal, metros cuadrados de superficie, metros lineales de frente
83Tasa por Servicios Especiales de Limpieza e HigieneMunicipal o DepartamentalPor los servicios de extracción de residuos y limpieza que por su magnitud no correspondan al servicio normal.Metros cúbicos, superficie, kilogramos
84Tasa por Habilitación de Comercio e IndustriaMunicipal o DepartamentalPor los servicios de inspección exigibles para la habilitación de locales, establecimientos, destinados al comercio, industrias y serviciosActivo fijo (bienes de uso), excluidos los inmuebles y rodados, existentes al momento de solicitarse la habilitación, metros cuadrados de superficie, metros lineales de frente.
85Tasa por Inspección de Seguridad e HigieneMunicipal o DepartamentalPor los servicios de inspección destinado a preservar las condiciones ambientales de seguridad, salubridad e higieneIngresos brutos devengados, superficie cubierta, cantidad de empleados.
86Derechos por publicidad y PropagandaMunicipal o DepartamentalPor los hechos de publicidad y/o propaganda de comercios o actividades económicasSuperficie del anuncio, cantidad, tipo y características
87Impuesto AutomotorMunicipal o DepartamentalPor la posesión de vehículos y/o acreditación de la posesión de los vehículos.Cilindrada, modelo, valuación.
88Derecho de OficinaMunicipal o DepartamentalPor los servicios administrativos y técnicos brindados por el municipio.Tipo y características del servicio prestado.
89Derecho de ConstrucciónMunicipal o DepartamentalPor los servicios de estudio y aprobación de planos, permisos, inspecciones, etc. relacionados con construcciones y demoliciones.Valor de la obra
90Derecho de Ocupación o Uso de Espacios PúblicosMunicipal o DepartamentalPor la ocupación o uso de espacios públicosSuperficie, el volumen o la longitud ocupadas, o la unidad, según corresponda.
91Derecho de Ocupación o Uso de Espacios Privados MunicipalesMunicipal o DepartamentalPor el permiso de uso, explotación, o concesión de inmuebles o instalaciones del dominio privado municipal.Superficie , el tiempo de ocupación, la ubicación o los parámetros que se consideren convenientes de acuerdo a las características de cada actividad.
92Derecho a los Espectáculos PúblicosMunicipal o DepartamentalPor la realización de espectáculos, eventos deportivos y toda otra reunión de esparcimiento público.Valor de la entrada o importes fijos.
93Patentes de RodadosMunicipal o DepartamentalPor los vehículos que utilicen la vía publica, y no se encuentren alcanzados por el Impuesto AutomotorCentímetros cúbicos de cilindrada de cada unidad y modelo.
94Tasa por control de Marca y SeñalesMunicipal o DepartamentalPor los servicios de expedición, visado o archivo de guías y certificados, permisos, duplicados, cambios o adicionesa) Guías, certificados y archivos, permisos para marcar o señalar, permisos de remisión a ferias: por cabeza. b) Guías de cuero: por cuero
95Derecho de CementerioMunicipal o DepartamentalPor los servicios y/o actividades relacionadas con el cementerio.Superficie y ubicación, naturaleza del servicio prestado
96Tasa por inspección de Pesas y MedidasMunicipal o DepartamentalPor los servicios de inspección y contraste de elementos utilizados para determinar volumen, peso, longitud, etc. (comercial)Cantidad de elementos sometidos a control, su grado de precisión, tipo y/o característica.
97Tasa por Servicios VariosMunicipal o DepartamentalPor los servicios, permisos o patentes, sujetos a gravámenes no incluidos en otras de las tasas.Cantidad, frecuencia y/ o magnitud, etc. del servicio.
98Contribución por Mejoras – Obras con recobro municipalMunicipal o DepartamentalPor la mejora provocada por las obras públicas realizadas.Valor de la mejora.
99Contribución especial por Pavimentos y Veredas.Municipal o DepartamentalPor los beneficios o plusvalías, derivados directa o indirectamente, por la pavimentación y su mantenimiento, bacheo, abovedamientos, cunetas, alcantarillas, zanjeo y mejorado de calles y caminos municipales, incorporación de reductores de velocidad, sendas o accesos especiales.Tasa de servicio urbanos municipales
100Tasa por conservación de la red vial municipalMunicipal o DepartamentalPor los servicios de conservación de calles y caminos rurales municipales.Zona, cantidad de hectáreas, etc.
101Tasa por Control de Calidad de Obra en la vía pública.Municipal o DepartamentalPor las solicitudes provisorias o definitivas de permisos de obras a realizarse en la vía pública con el objeto de reparar, modificar o instalar redes que mejoren y/o amplíen la capacidad y calidad de prestación de los servicios públicos en los espacios del dominio público y/o privado del Municipio, como así también para verificar las condiciones de seguridad del tránsito peatonal y vehicular durante la realización de las obras a las que se refiere el presente, y por la fiscalización de la calidad final de la misma.Sobre el valor de la obra.
102Derechos de registro por emplazamiento de estructuras, soporte de antenas, equipos complementarios y de publicidad y propaganda, telecomunicaciones, etc.Municipal o DepartamentalPor el estudio y análisis de planos, y/o documentación técnica; y por los servicios dirigidos a verificar el cumplimiento de los requisitos necesarios para la registración del emplazamiento de estructuras y/o elementos de soporte de antenas, sus equipos complementarios, carteles de publicidad y propaganda, y obras civiles para la localización y funcionamiento de estaciones de telecomunicaciones de radio, televisión e Internet por cable y satelital.Sobre las unidades de los distintos tipos de estructuras, elementos, obras y/o equipos complementarios.
103Derechos de verificación por emplazamiento de estructuras, soporte de antenas, equipos complementarios y de publicidad y propaganda, telecomunicaciones, etcMunicipal o DepartamentalPor los servicios destinados a verificar las condiciones de registración de cada estructura y/o elementos de soporte de antenas, y sus equipos complementarios, y obras civiles para la localización y funcionamiento de estaciones de telecomunicaciones de radio, televisión e Internet por cable y satelitalSobre las unidades de los distintos tipos de estructuras, elementos, obras y/o equipos complementarios.
104Contribuciones especial por acciones de seguridad.Municipal o DepartamentalPor los beneficios derivados de la afectación para la protección de bienes públicos y privados en el Municipio, de personal y móviles de la Policía de la Provincia de Buenos Aires, y del servicio de monitoreo público urbano, así como de la intervención de la policía de tránsito a los efectos de la educación vial, y en particular lo relativo a la circulación, estacionamiento, operaciones de cargas y descargas, señalización, remoción de obstáculos y condiciones de funcionamiento de los vehículosTasa de servicio urbanos municipales.
105Contribución de la provincia de Buenos AiresMunicipal o DepartamentalPor las prestaciones que realice la municipalidad a los edificios de carácter provincialTasa de servicios urbanos municipales y contribución especial por pavimento
106Tasa por Alumbrado PúblicoMunicipal o DepartamentalPor los servicios de alumbrado público prestados por el municipio, como así también el control de medidores y el mantenimiento de la red lumínica municipal, obras nuevas y mejorasKilowatt, consumo, tipo mantenimiento.
107Tributo por Plusvalía UrbanísticaMunicipal o DepartamentalPor las actuaciones administrativas y/o intervenciones municipales que produzcan una significativa valorización de los inmuebles, así como las inversiones privadas y en aquellos casos en que la misma sea superior al 25% del valor original.Sobre la diferencia resultante entre el valor de los inmuebles, integrado por el valor de la tierra más el valor de las construcciones y/o mejoras que contenga, antes de la acción estatal, y el valor que estos adquieran debido al efecto de las acciones urbanísticas contempladas en el el hecho imponible.
108Contribución por los servicios adicionales municipalesMunicipal o DepartamentalPor los servicios adicionales en la realización de eventos, espectáculos, etc.(despliegue no habitual de agentes municipales)Sobre el costo, naturaleza, duración y demás características de los servicios
109Contribución que incide sobre los servicios de protección sanitaria.Municipal o DepartamentalPor los servicios especiales de protección sanitaria prestados por la Municipalidad.Sobre cada persona sometida a examen médico, unidad mueble objeto del servicio, metro cuadrado (m2) o cúbico (m3) de los inmuebles objeto del servicio o cualquier otra unidad de medida
110Derechos por control bromatológico y salubridad (Alimentos)Municipal o DepartamentalPor el control de mercaderías y alimentos, destinados al consumo humano.Tipo de control y elemento sometido a control.
111Tasa por servicio de inspección veterinariaMunicipal o DepartamentalPor los servicios de inspección veterinaria en mataderos, veterinarias y por el visado de certificados sanitarios.Res, kilogramo, docena o unidad según lo establezca la ordenanza
112Tasa por búsqueda y rescateMunicipal o DepartamentalPor los servicios de búsqueda y rescate de personas.Tipo de rescate, zona.
113Contribución que incide sobre los mercadosMunicipal o DepartamentalPor la ocupación de los puestos, locales y uso de las demás instalaciones en los Mercados.Metros cuadrados de superficie del puesto, local.
114Contribución que incide sobre la instalación mecánica y sobre la instalación y suministro de energía eléctrica.Municipal o DepartamentalPor los servicios municipales de alumbrado público, de vigilancia e inspección de instalaciones o artefactos eléctricos o mecánicos y suministro de energía eléctrica.Sobre el importe neto total facturado al usuario en las liquidaciones respectivas de la empresa proveedora de energía.
115Contribución especial sobre los consumos de gas natural.Municipal o DepartamentalPor los servicios municipales de vigilancia e inspección de las instalaciones destinadas a la circulación y suministro de gas por redes y la ejecución de las obras de instalación de red de distribución de gas efectuadasSobre el importe neto facturado por la empresa proveedora de gas por redes. La base imponible será la “Unidad de Vivienda”
116Contribución para la financiación del desarrollo de la infraestructura sanitaria y cloacal.Municipal o DepartamentalPor el suministro o puesta a disposición, de los servicios sanitarios municipales de agua y cloacas.Determinado por Régimen Tarifario para la Administración General de Obras Sanitarias de la Nación.
117Contribución ambiental por generación y transporte de restos de obras y demolicionesMunicipal o DepartamentalPor la generación, transporte y disposición de restos sólidos de obras y demoliciones dentro del territorio municipal, verificando que las operaciones se realicen sin poner en peligro la salud humana y sin utilizar procedimientos ni métodos que puedan perjudicar directa o indirectamente al ambientePor cada metro cuadrado que involucre la obra en demolición
118Contribución que incide sobre evaluación y fiscalización impacto medioambiental/ riesgo ambientalMunicipal o DepartamentalToda persona, física o jurídica que a través de sus actos o bienes provoque o pudiera producir un daño real o potencial al medioambiente.Un importe fijo por cada control a realizar.
119Contribución para financiación del desarrollo local y regional de obra de gas natural y otras de interés.Municipal o DepartamentalPor el financiamiento de obras de gas natural y otras de interés general.Sobre el importe neto facturado por las empresas proveedoras de gas por redes.
120Contribución para obras públicasMunicipal o DepartamentalPor la contribución a la construcción de obras públicas de carácter municipal.Valor de la obra.
121Impuesto inmobiliarioMunicipal o DepartamentalPor la posesión de inmuebles a títulos de dueño.Valuación fiscal.
122Tasa por juegos de azar, juegos permitidos, rifas, etcMunicipal o DepartamentalPor el funcionamiento y explotación de juegos de azarSobre recaudación obtenida
123Derecho de registro inmobiliario y catastroMunicipal o DepartamentalPor el registro y determinación de la valuación de los inmuebles.Superficie, zona, características del inmueble
124Tasa por servicios de limpieza y desmalezamientos de baldíos, inmuebles destruidos o semidestruidos y casas abandonadas.Municipal o DepartamentalPor los servicios prestados por el Municipio de la Ciudad de Corrientes en terrenos baldíos, inmuebles destruidos o semidestruidos, construcciones que se encuentren paralizadas y casas abandonadas, consistente en el desmalezamiento, limpieza de basuras, residuos, desperdicios o cualquier otra materia que constituyan un riesgo o peligro para la salud de la población o que atenten contra la seguridad públicaPor la cantidad de metros cuadrados que contenga cada inmueble sobre el cual se preste el servicio o en función a la cantidad de metros cúbicos, kilogramos, unidades, etc. de basura, residuos o desperdicios.
125Tasa por residuos sólidos urbanos y residuos peligrososMunicipal o DepartamentalPor la generación, manipulación, transporte, tratamiento y disposición final de residuos peligrosos .Por el peso y/o volumen recolectados, retirados y transportados hasta su disposición final.
126Impuesto al mayor valor del bien libre de mejoras (Baldíos)Municipal o DepartamentalPor la existencia de terrenos baldíos.Impuesto inmobiliario
127Derechos por venta ambulanteMunicipal o DepartamentalPor la comercialización de artículos o productos y la oferta de servicio en la vía pública por comerciantes no establecidos en el municipioTiempo del permiso otorgado y según la naturaleza de los bienes o servicios ofrecidos.
128Derechos de registro de conductorMunicipal o DepartamentalPor la obtención de licencias de conductor, certificados de legalidad de licencia de conductor, de certificación de servicios o taxi o transporte escolar, etc.Tiempo, categoría
129Transporte público y remoción y estadía en general. Habilitación de vehículos.Municipal o DepartamentalPor la utilización de la trama urbana de jurisdicción municipal y los servicios de habilitación, renovación y rehabilitación de vehículos para el servicio de transporte de pasajeros y otros transportesSobre las unidades de transporte público afectadas al servicio.
130Derecho de uso de instalaciones municipalesMunicipal o DepartamentalPor el uso y concesiones que se otorguen sobre bienes de dominio municipalPrecio de entrada y persona, tiempo, tipo de utilización.
131Derecho de la estación de la terminal de ómnibusMunicipal o DepartamentalPor el uso de la instalaciones de la estación terminal de Omnibus.Sobre la frecuencia de utilización de las instalaciones y/o los metros cuadrados de instalaciones asignadas a cada usuario
132Tasas y derechos prestados por la dirección hidráulica.Municipal o DepartamentalPor los servicios prestados por la dirección de hidráulicaPor categoría de usuario
133Derechos de suelo, hormigón y asfaltoMunicipal o DepartamentalComprenden los ensayos y estudios de materiales relacionados con la construcción y demás servicios.Tipo de estudio y material de estudio
134Derechos de explotación de minas de tercera categoríaMunicipal o DepartamentalComprende los derechos de extracción áridos de cualquier calidad ubicadas en predios de dominio público o privado de la Municipalidad.En función del valor promedio para el mercado local del volumen extraído.
135Contribución que incide sobre el uso de playas y riberasMunicipal o DepartamentalUtilización de particulares o entidades oficiales y privadas, de los cursos navegables, arroyos, canales, etcMetros cuadrados (manga por eslora máxima) y metros de costa.
136Contribución por servicios culturalesMunicipal o DepartamentalPor los servicios de uso de instalaciones del cine Teatro Municipal, actividades artísticas, culturales, sociales, académicas, políticas, educativas, religiosas, de turismo, ciencia, tecnología y de extensiónPor los servicios a prestar por el Teatro Municipal.
137Contribución para servicios de justiciaMunicipal o DepartamentalPor el mantenimiento y financiamiento de las actividades y servicios de justicia, a que no esté obligada la Provincia.Monto fijo.
138Tasa por uso del vertedero municipalMunicipal o DepartamentalPor los servicios de disposición y tratamiento de residuos domiciliarios y no domiciliarios depositados en el Vertedero Municipal.2
139Contribución de servicios prestados en el matadero municipalMunicipal o DepartamentalPor el derecho a uso del matadero municipal, como así también de los servicios de inspección y salubridad llevados a cabo en el mismo.Por mes, por cuero
140Fondo municipal de promoción y asistencia a la comunidad y turismoMunicipal o DepartamentalTodos los contribuyentes al fisco municipal quedan obligados al pago de los tributos especiales para la integración del fondo.Sobre todas las tasas y derechos municipales exepto derecho de cementerio municipal, contribución por mejoras y tasa por servicios sanitarios
141Tasa única aeroportuaria MunicipalMunicipal o DepartamentalPor los servicios de asistencia en general a los aeropuertos por parte del municipio.Superficie cubierta de la estación aérea y la cantidad de pasajeros.
142Contribución transporte público de pasajerosMunicipal o DepartamentalPor los servicios de mantenimiento del servicio de transporte público.Valor del boleto.
143Tasa por los servicios adicionales de la policía de tránsitoMunicipal o DepartamentalServicios de ordenamiento de tránsito y servicios otorgados en eventos y actividades no oficiales.Ordenamiento de transito: monto fijo eventos y actividades no oficiales: costo de hora extra de un oficial de tránsito cat. 10 con 10 años de antigüedad
144Derecho especial de funcionamiento de remises, taxis y transportes escolares.Municipal o DepartamentalPor la explotación de vehículos para la prestación de servicios de remises, taxis o transportes escolares.Tipos de vehículos
145Derecho por habilitación e inspección de vehículosMunicipal o DepartamentalPor los servicios que preste el Municipio a los automotores a fin de su habilitación, transferencia, mejora o inspección como taxis, remis, etc.Unidad de vehículo
146Tasa de saludMunicipal o DepartamentalPor los servicios relacionados a la salud pública y atención médica, prestados por el municipio.Tipo de prestación.
147Tasa de deportesMunicipal o DepartamentalFinanciamiento de los programas de deporte
148Derechos de uso y servicios planta procesadora productos de marMunicipal o DepartamentalPor el uso y servicios que se prestan en la Planta procesadora de productos de mar.Por producto, por kg.
149Contribución por servicios asistencialesMunicipal o DepartamentalPor los servicios de asistencia pública prestados por la Municipalidad dentro de su ejidoPor cada persona sometida a examen o atención medica o que reciba servicio médico de cualquier naturaleza; cada unidad de inmueble objeto de servicio o cualquier otra unidad de medida
150Contribuciones sobre la introducción de mercaderías a los mercadosMunicipal o DepartamentalPor la introducción de mercaderías y/o productos a los mercados o despachados directamente a ellos y/o las operaciones de carga y descargaVehículo medio de transporte, cantidad, origen de mercadería etc.
151Tasa de verificaciónMunicipal o DepartamentalPor los servicios de Nomenclatura urbana y control de adecuación del uso y aprovechamiento del espacio aéreo, terrestre y subterráneo, a estrictos cánones de seguridad, salubridad, moralidad pública y urbanismoPor cada metro lineal o cuadrado utilizado o aprovechado o por la facturación neta devengada.
152Tasa sobre el Financiamiento Otorgado por la Caja de Crédito Municipal a Personas Humanas o Jurídicas.Municipal o DepartamentalPor los servicios de financiamiento que preste la Caja de Crédito Municipal, bajo cualquier denominación, en cumplimiento de los objetivos de creación.Por el monto del capital prestado
153Tasa de visación de planos y mensuras, relevamientoMunicipal o DepartamentalPor las obras de cualquier naturaleza que se construyan dentro del Ejido Municipal, donde la Municipalidad deba otorgar permiso de construcción para la edificación de obras nuevas, ampliaciones o refacciones, en estudios de planos en general, documentos que requieran su presentación, inspecciones en general, verificación en las construcciones de edificios nuevos, ampliaciones, modificaciones o refacciones, abonarán previo a la aprobación de los planos o para la extensión de una certificación la tasa que corresponda según los incisos detallados más abajo. La tasa a abonar es en concepto a los servicios técnicos y administrativos, prestados por la Municipalidad, sin perjuicio de los ajustes definitivos que pudieran corresponder al término de la gestión.Monto fijo por tipo de vivienda y metros cuadrados.
154Tasa por vacunación antirrábicaMunicipal o DepartamentalPor los servicios de vacunación antirrábica anual a perros y otros animales domésticos que efectúe la Municipalidad.Monto fijo teniendo en cuenta el lugar donde se preste el servicio domiciliario o en los locales municipales habilitados al efecto o declaración de emergencia sanitaria cuando para cubrir costos del servicio se cuente con fondos especiales para tal asignación
155Tasa por cobranzas y retencionesMunicipal o DepartamentalPor las tramitaciones y tareas administrativascontables derivadas de gestión de cobranza y/o retención que la Municipalidad realice a su personal a solicitud y a beneficio de terceros.Constituirá la base imponible para la liquidación del tributo el importe total retenido.
156Tasa por servicios de máquinas, equipos y otros de prestación municipal.Municipal o DepartamentalPor los servicios, usos y/o aprovechamiento de máquinas y equipos de propiedad Municipal, como así también por la prestación de servicios especiales brindados por el municipio, los usuarios beneficiarios de los mismos.Sobre el costo total que demande el servicio.
157Tasa por desagote de pozos ciegos y cámaras sépticasMunicipal o DepartamentalPor los servicios de desagote de pozos ciegos y/o cámaras sépticas a domicilio que efectué la municipalidad.Sobre el costo total que demande el servicio.
158Tasa por desinfección, desinsectación y desratizaciónMunicipal o DepartamentalPor los servicios de desinfección, desinsectación y/o desratización que realice la Municipalidad a solicitud del interesado o en los casos en que obligatoriamente corresponda prestar el servicio.Sobre el costo total que demanda el servicio, el cual estará determinado por metro cuadrado de superficie en la Ordenanza Impositiva.
159Tasa por control de animales en la vía públicaMunicipal o DepartamentalPor los servicios de vigilancia, manutención y custodia de animales alojados en corralones municipales, que hayan sido conducidos hasta los mismos por encontrarse sueltos, abandonados o sin los requisitos que se exigen para estar o transitar en la vía pública de la Ciudad.Costo total que demanda el servicio. El costo total será calculado sobra la base de los días de permanencia o estadía que el animal insuma, el costo diario de mantenimiento y custodia.
160Canon por la concesión de servicios públicosMunicipal o DepartamentalPor la concesión para la explotación de los servicios públicos municipalesPor el importe bruto facturado por los contribuyentes concesionarios, originado directa o indirectamente en la prestación del servicio concesionado.
161Venta de impresos y publicaciones municipalesMunicipal o DepartamentalPor la venta de cada ejemplar de la Carta Orgánica Municipal, Código Tributario Municipal, Ordenanza Impositiva Anual, Boletines Municipales y cualquier otra publicación y/o impresión municipal.Por cada ejemplar publicación o impresión
162Tasas únicas industrialesMunicipal o DepartamentalSobre los inmuebles ubicados en el Parque Industrial Municipal, afectados a la actividad industrial.Monto fijo en base a la facturación y superficie cubierta
163Derecho de la matrícula de electricistaMunicipal o DepartamentalPor la matrícula de los instaladores electricistas que residan en el Municipio. También por la extensión de los certificados de conexión y de re conexión de energía eléctrica.Por electricista y por certificado.

Fuente: Iaraf en base a legislación tributaria nacional, provincial y municipal.

Esta es una comparación de los sueldos promedio de los países que gozan con mayor flexibilidad y libertad en sus mercados laborales con los que menos tienen.

Ahora bien, sabiendo el tamaño del Estado y demás, es hora de ir a campos como la Libertad Económica:

Economic Freedom of the World: 2019 Annual Report

Fuente: Economic Freedom of the World: 2019 Annual Reporthttps://www.fraserinstitute.org/studies/economic-freedom

Si vamos al Índice Internacional de Derechos de Propiedad 2018 los datos dicen lo siguiente:

Argentina: 4th Quintile

Fuente: Property Rights Alliance 2019, https://atr-ipri2017.s3.amazonaws.com/uploads/IPRI_2019_FullReport.pdf

Ahora bien, ya refutado esto, quiero refutar el apartado “El mito de la Argentina potencia”, donde también arranca mal:

¿Venía realmente todo bien con esa Argentina agroexportadora y liberal anterior a 1930? ¿Fue malograda luego por el estatismo/peronismo?

La credibilidad de ese relato descansa, entre otras cosas, en el mito de una “Argentina potencia” en tiempos del Centenario. Según esa visión –difundida por los ultraliberales en redes sociales mediante cuadros mal construidos y peor analizados–, en las primeras décadas del siglo XX el país era opulento al nivel de los más ricos de la época. Todo anduvo bien hasta que, en 1930, el Estado comenzó a meter mano donde no le corresponde.

Como todo mito, descansa en algunos datos ciertos. Efectivamente, luego de 1885 y hasta 1930 el país osciló entre el puesto 7 y el 14 entre las naciones con mayor PBI per cápita del mundo. Desde mediados del siglo XX, en cambio, rankea mucho más abajo. Sobre ese dato se construyó un mito perdurable: que la Argentina fue un país rico y desarrollado, comparable a Canadá o los Estados Unidos, antes de entrar en declive. Daniel Schteingart explicó por qué es engañoso construir rankings de PBI en series históricas: los países de los que hay información para 1910 son pocos, y recién hacia 1945 comenzaron a aportar datos muchos más. Argentina estuvo séptima en un ranking en el que participaban menos de 40 países. Hoy figura mucho más abajo, pero en competencia con más de 160.

Pero además, la propia idea de que la Argentina era rica y desarrollada es en verdad un espejismo. El sorprendente crecimiento económico de la segunda mitad del siglo XIX tuvo pies de barro: fue fruto de una coyuntura extraordinaria de alta demanda internacional de alimentos, aprovechada por una región que disponía de una enorme extensión de tierra fértil y desocupada, una mano de obra que parecía inagotable gracias a la inmigración y capitales británicos que llegaban atraídos por la oportunidad. Como mostraron recientemente Joaquín Ladeuix y Pablo Schiaffino, comparada con los países verdaderamente ricos de la época Argentina mostraba una anomalía: tenía un PBI per cápita que era alto, pero no porque su economía tuviese bases sólidas y sustentables. El alto PBI no estaba acompañado por otro ingrediente fundamental que sí había en países como Canadá o Estados Unidos: un alto capital cultural, algo fundamental para el desarrollo económico. Las capacidades de la población, medidas en su exposición a la educación, eran muy bajas y no crecían al paso en que lo hacían en los países ricos. A pesar de que los esfuerzos del Estado no fueron pocos, el país no se educó al ritmo de lo que su economía crecía (especialmente en lo que tiene que ver con la formación secundaria y terciaria). Por último, el capital cultural estaba tremendamente mal distribuido y se concentraba en unas pocas ciudades, islas en un el territorio muy bajo en capital cultural.

En la segunda década del siglo XX la tierra disponible terminó de ocuparse y, por los conflictos bélicos europeos, el flujo de capitales y de mano de obra se interrumpió. Quedó claro entonces que la economía tenía serias dificultades. Las limitaciones del modelo agroexportador terminaron de hacerse patentes con la crisis internacional de 1929. Si el Estado comenzó en 1931 a intervenir en la economía fue precisamente porque el modelo no estaba funcionando.

Los datos no están de acuerdo con tu pésimo análisis con claro sesgo ideológico, y no se preocupen por si les dicen “Ay, pero esos datos eran antes de 1945 por lo que no son confiables”, mas adelante retomare esta cuestión, porque desde el vamos, solo dice “PBI” pero se les olvida otros Indicadores económicos, pero no importa, sigamos:

Una vez más, usando los muy buenos datos de Orlando Ferreres, voy a comparar tres periodos de la historia argentina, como ya hice con Estados Unidos. Esta vez las eras son: 1) El Periodo Liberal que va desde 1880, cuando el estado era relativamente mínimo, hasta 1913. 2) El Intervencionismo Peronista-Militar que va desde el año 1946, en que Juan Domingo Perón asumió la presidencia, hasta 1982 cuando los últimos militares se retiraron con el fracaso de Malvinas. Toda esa era estuvo caracterizada por un intervencionismo enorme y siempre creciente, sin importar si este se llevaba a cabo de manera democrática o de facto, la esencia de intervencionismo no cambia por la forma de gobierno que la lleve a cabo.3) La era Democrática Continuada que son los 26 años consecutivos de democracia entre 1983 y 2009. La misma también estuvo caracterizada por un intervencionismo feroz.

Aclaración: Esta es una división periódica, no es una conceptual estricta. La época de 1880-1913 tuvo un grado de intervención estatal y proteccionismo. Pero en términos relativos a lo que vino después, el fin de Siglo XIX y principios del XX fue una época liberal con un estado pequeño (siempre relativo a lo posterior). Lo mismo para el periodo 1946-1982. Me podrán decir que meto en el mismo saco a gobiernos democráticos con militares. Sin embargo ambas formas de gobierno aumentaron la regulación y la intervención del estado, esa característica esencial es compartida. Además hay que tener en cuenta que el intervencionismo venía aumentando desde la Primera Guerra Mundial y en especial desde 1930. Por lo tanto, llamarlo periodo intervencionista es correcto. Asumo que no tendré reproches por usar el periodo 1983-2009 y llamarlo democrático.

El gasto público se compone de 1) El gasto de la administración nacional, 2) El de las provincias, 3) El de los municipios, 4) El gasto en la seguridad social y 5) Del gasto en empresas estatales que, como vimos, casi siempre dieron pérdidas. Para fines del Siglo XIX, y desde 1810, Ferreres nos cuenta que solo disponemos de datos del gasto de la administración nacional, que en realidad era la única importante en aquellos años. Podemos ver que el tamaño del estado en relación a la economía (Gasto Público/PBI) era bastante más pequeño entre 1880 y 1920 que en los años venideros. La intervención y peso del estado entre 1880 y 1913 era mucho menor que en los periodos posteriores.

Para obtener los excel con todos los datos de PBI (y otras muchas variables) desde 1810 hasta 2009 de Ferreres, deben comprar el libro. Pero en internet esa información está disponible en la base de datos de la ANAV. El PBI a precios del 93 aumentó 683% entre 1880 y 1913. ¡¡¡El PBI real se multiplicó casi por 8!!! Una cifra descomunal, sobretodo en comparación con el intervencionismo estatal de post-guerra que apenas lo aumentó un 183%. La época democrática queda en un lejano tercer lugar con solo 79%. Sumen esto a la mentira totalmente ridícula del actual gobierno kirchnerista sobre el «mayor crecimiento de la historia».

El PBI real por habitante varió un 163% en la era liberal. Es decir que el PBI per cápita se multiplicó por 2 y medio. En porcentaje es más del doble que con intervencionismo estatal, el cual solo consiguió subirlo un 53%. La democracia logró un 31%. Más abajo está el aumento de la población por periodos y verán que el 163% tiene aún más mérito.

El sector industria manufacturera del PBI a precios del 93 aumentó como nunca jamás, un impresionante 1193% entre 1880 y 1913. El componente industrial del PBI real se multiplicó por casi 13. No debería extrañarnos, dado que entonces ocurrió la verdadera industrialización argentina. Dejando en un alejadísimo segundo lugar a la época intervencionista con 202%. A pesar de la sustitución de importaciones, a pesar del proteccionismo, a pesar del apoyo estatal, etc. el paternalismo estatal no pudo competir con la era clásica. Y peor aún queda la época democrática, tercera con solo un aumento de 44%. La era peronista «pura» (1946-1955) aumentó la industria solo un 41%.

La población se triplicó desde fines de Siglo XIX y principios del XX, debido en gran parte a la inmigración. Mucho más que durante las eras de estado «paternalista» siguiente. Aun con ese aumento bestial poblacional, el PBI per cápita pudo duplicarse.

El salario real de los trabajadores aumentó un 82% entre 1882 y 1913. Ampliamente superior, por lejos, que el intervencionismo estatal peronista-militar de post-guerra. Ni hablar del período democrático donde casi no aumentó. Y si hay algún peronista que lee esto y no desea que un intervencionista como Perón quede dentro del saco de los demás intervencionistas militares-radicales (que querían ser como el general), debe saber que el salario real aumentó entre 1946 y 1955 un 39%.

La esperanza de vida al nacer pasó de casi 33 años en 1869 a 48 y medio en 1914, aumentó un 47 %. Mientras que en 1947 era 61 años y subió hasta 70 en 1980, un 15%. En la era democrática pasó de 71 años en 1985 a 75 y medio en 2008.

La tasa de analfabetismo total descendió mucho más durante la era liberal que durante las otras dos.

Si calculamos la tasa compuesta de crecimiento anual para las variables más importantes, observamos que la era liberal argentina gana cómodamente en todas.El estatismo, al menos en los números presentados hasta acá, se ve sumamente inferior a la época menos estatista de la historia argentina.

Ya habiéndolos refutado en esto también, sigamos.

Ahora citan lo siguiente:

111 años de liberalismo

Tampoco es cierto que las visiones estatistas predominaran en la política económica argentina de los últimos setenta años. Con vaivenes e inconsistencias, las políticas heterodoxas dominaron la escena entre 1931 y 1943 y luego, más articuladas y con una visión más nacionalista, hasta la caída de Perón. Fueron 23 años en los que la agenda pública no estuvo dominada por medidas de tipo liberal, aunque tampoco por una única política consistente y continuada. Así y todo, superada la crisis de 1930, se trató de uno de los períodos de mayor crecimiento y prosperidad que hubo en la historia.

¿Qué pasó luego? Una investigación reciente de Valeria Arza y Wendy Brau se tomó el trabajo de analizar por primera vez, una por una, las gestiones de cada ministro de economía que hubo desde 1955 hasta fines de 2018. Relevó sus medidas en varios frentes y las clasificó según fuesen “ortodoxas” –si estaban alineadas con las recomendaciones del FMI o el Banco Mundial– o “heterodoxas”, es decir, que no se alineaban con esa visión y adoptaban en cambio alguna alternativa desarrollista o más orientada a estimular el mercado interno.

Los resultados de la investigación son reveladores. El rasgo dominante de la política económica es la oscilación extrema entre las dos variantes: 30 cambios de rumbo en todo el período, 16 de los cuales fueron bruscos, de un extremo al opuesto. Hasta 1989 el promedio de permanencia de un mismo tipo de política fue de apenas 15 meses, antes de dar lugar a la contraria. A partir de Menem hubo durabilidad mayor, con ciclos que promediaron los 7 años y 2 meses, luego de los cuales el péndulo se balanceaba en el sentido opuesto. Una inestabilidad total.

En el conteo general del tiempo que rigieron, las ortodoxas fueron las dominantes. De los 63 años analizados, 32 fueron de ese tipo y 26 de políticas heterodoxas (los períodos de medidas mixtas en los que no se puede distinguir ninguna orientación dan cuenta de los 5 años restantes).

Tipo de orientación de la política económica por mes

70años

Tomado de Valeria Arza y Wendy Brau: “El péndulo en números…”

Lo interesante del caso es que no hubo una vinculación necesaria entre la orientación de las políticas económicas y el partido de gobierno. Durante las dictaduras hubo un claro predominio de las medidas ortodoxas. En democracia, tanto peronistas como radicales aplicaron políticas de uno u otro signo en diversos momentos, incluso en el transcurso de un mismo gobierno. Del total del tiempo de sus respectivos mandatos, un 38% del PJ fue de políticas ortodoxas, mientras que la UCR y aliados las aplicaron en el 52% del suyo.

Sin importar el signo del partido que las haya adoptado, el cotejo estadístico de la relación entre las orientaciones de las políticas y sus resultados muestra que las ortodoxas estuvieron asociadas a una disminución de los salarios reales y a un menor crecimiento económico. Y que la volatilidad de las políticas afectó siempre negativamente a la inversión y al crecimiento, estuviese quien estuviese al frente del gobierno.

En fin, para entender el desempeño de la economía argentina el color del partido resulta un dato poco y nada relevante: lo que importa son las orientaciones de la política económica.

Al mirar el recorrido de las políticas de la Argentina en el largo plazo, no caben dudas de que la visión más bien liberal fue la dominante. Todo el período de la organización nacional, desde 1853 en adelante, estuvo orientado por las ideas del libre mercado. El mercado reinó sin regulaciones relevantes durante 78 años ininterrumpidos hasta 1931, momento en el que los gobiernos comenzaron a aplicar políticas intervencionistas. No hubo en ese lapso subsidios a la industria, controles de cambio, interferencias sobre el comercio exterior, retenciones, ni nada por el estilo. Ni siquiera existía un Banco Central para manejar la política monetaria (¡el sueño de Javier Milei!). El resultado fue una economía que no sólo no trajo prosperidad a las mayorías, sino que ni siquiera alcanzó un equilibrio macroeconómico que le permitiera funcionar más o menos fluidamente. De hecho, fue esa constatación la que impulsó a las élites dirigentes de la Década Infame –que eran liberal-conservadoras– a probar alternativas intervencionistas como las que por entonces se aplicaban en todo el mundo. Porque tampoco en el resto del mundo el libre mercado venía dando buenos resultados.

La investigación tiene un claro sesgo ideológico, a ver, nunca hubo crecimiento con Perón:

Un profesor de la Universidad de Richmond escribió un artículo realmente extraño para el Washington Post con una afirmación muy rara acerca de Juan Domingo Perón, el presidente populista de Argentina tras la Segunda Guerra Mundial.

Está de moda entre los progresistas enfurecidos comparar el trumpismo con el peronismo argentino, usando la analogía como una advertencia acerca del potencial apocalipsis que temen que esté a punto de engullirnos. (…) Sin embargo, como muchos tópicos históricos familiares, éste es incompleto, si no abiertamente erróneo.

El Profesor que escribía el artículo, Ernesto Semán, quiere que creamos que Perón es alguien a admirar, una especie de versión argentina de Bernie Sanders.

El núcleo del peronismo era una visión que es exactamente la contraria del trumpismo. El peronismo llevó a un proceso de expansión de la igualdad económica, la organización colectiva y la emancipación política. (…) Juan Domingo Perón presidió un proceso de redistribución masiva de riqueza a favor de las emergentes clases trabajadoras. (…) Su gobierno aumentó su intervención en la economía y proporcionó (…) educación y atención sanitaria públicas y gratuitas para todos, así como una amplia gama de servicios sociales gestionados por los sindicatos. El peronismo aprobó fuertes regulaciones sobre el capital privado (…) Las transformaciones sociales de Argentina recordaron en cierto modo las que tuvieron lugar en EEUU durante el New Deal. Perón indudablemente lo creía (…) En 1946 citó párrafos enteros del discurso de toma de posesión del presidente Franklin Roosevelt.

Y dice que los demócratas actuales deberían adoptar las políticas de Perón.

La comparación del trumpismo con el peronismo (…) ignora las formas esenciales en que son completamente opuestos. (…) En lugar de temer el populismo latinoamericano, (…) los demócratas deberían considerarlo como una vía potencial hacia un país más igualitario y justo.

Guau. Esto no es tan raro como argumentar que Venezuela debería ser un modelo (os estoy mirando, Bernie SandersJoe Stiglitz y otros), pero se acerca.

Aquí tenéis todo lo que necesitáis saber sobre el peronismo, de un artículo de 2014 de The Economist.

El país clasificado entre los diez más ricos del mundo (…) su posición como una de las economías más dinámicas del mundo es un recuerdo lejano (…) Su renta por cabeza es ahora del 43% con respecto a esas mismas 16 economías ricas (…) Al ir creciendo la población urbana de clase trabajadora, lo mismo hizo al electorado susceptible a la promesa de Perón de apoyar la industria y fortalecer los derechos de los trabajadores.

Echad un vistazo a este grafico del artículo, que muestra el PIB por cabeza de Argentina en relación con otras naciones. Como podéis ver, el país solía ser mucho más rico que Brasil y considerablemente más que Japón. Y a lo largo de toda la primera mitad del siglo XX, Argentina no estuvo muy detrás de Estados Unidos y otras naciones ricas. Pero mirad a continuación las líneas que empiezan después de que Perón llegó al poder a finales de la década de 1940.

Feb-21-18-Economist.png

En otras palabras, las políticas peronistas redujeron la prosperidad comparativa de la gente normal. Igual que políticas similares han reducido la prosperidad comparativa de la gente normal en Venezuela. Lo que hace especialmente poderosos estos números es que la teoría de la convergencia supone que la diferencia entre naciones ricas y naciones pobres debería disminuir. Pero las políticas estatistas están haciendo que las diferencias aumenten.

En 2011 se subió un gráfico mostrando las clasificaciones relativas tanto de Argentina como de Hong Kong. Como se puede ver, Argentina solía ser una de las naciones más ricas del mundo. De hecho, era el décimo país más rico del mundo cuando Perón asumió el cargo. Y Hong Kong era relativamente pobre. Pero miren lo que ha pasado a lo largo del tiempo. Las políticas estatistas de Perón produjeron un constante declive mientras que la aproximación de laissez faire de Hong Kong ha hecho de ella hoy una de las jurisdicciones más ricas del planeta.

argentina-hong-kong.jpg

Iván Carrino nos dice:

Ahora  a pesar de tener 70 años de historia, el peronismo hasta hace pocos meses gozó de muy buena salud en Argentina. Como explica Emilio Ocampo, desde el regreso de la democracia, en 1983, 76% del tiempo el país estuvo gobernado por un presidente peronista. Entre 1989 y 1999, fue Menem quien alzó las banderas peronistas. Desde 2002 a 2015, la tarea correspondió a Eduardo Duhalde, Néstor Kirchner y Cristina Fernández de Kirchner.

Si bien hubo diferencias entre cada uno de estos presidentes, todos ellos ascendieron al poder por su afiliación y defensa del partido de Perón. El peronismo de Menem privatizó empresas y mantuvo el tipo de cambio fijo con déficit fiscal. El peronismo de Duhalde abandonó el “1 a 1” y devaluó la moneda, pero consiguió superávit de las cuentas públicas. El peronismo de los Kirchner fue más parecido a aquél de la década del 40 y del 50: inflación, control de precios, cierre de la economía y una profunda destrucción del clima institucional y de negocios en el país.

Durante el mismo período, algunos de los países de la región tomaban un rumbo diferente. Tanto Chile, como Perú y Colombia fueron dándose cuenta que el camino del progreso venía de la mano de la apertura al comercio, el mayor equilibrio de las cuentas públicas, una baja inflación y también una menor deuda pública.

En definitiva, una mayor cercanía con el capitalismo y el respeto por las instituciones republicanas.

Los resultados de los diferentes caminos tomados pueden observarse en el cuadro de abajo. Allí se observa la evolución del PBI per cápita de cada uno de estos países desde 1983 hasta el 2016 de acuerdo a las estimaciones y proyecciones del FMI.

2016.06.21_Peronismo

Como puede verse, el país en donde más ha crecido el ingreso promedio de sus habitantes es Chile, que pasó de tener un PBI per cápita de USD 1.754 a uno de USD 12.938. La variación es un espectacular 638%. En segundo lugar está Perú, cuyo ingreso por habitante avanzó nada menos que 445%. Le sigue Colombia, con una suba de 191% y recién en cuarto lugar se ubica Argentina, el país que era más rico que todos los demás en el año de partida, 1983. En dicho año, Argentina tenía un PBI per cápita de USD 4.244, mientras que según el FMI en 2016 este número será de USD 10.051, 22% inferior al chileno.

Alguno tal vez piensa que esta pobre performance económica tiene como contrapartida un buen desempeño en el plano social, como si existiera un intercambio entre una y otra cosa. Sin embargo, nada de eso sucedió. En promedio, desde 1968 a 1989 la pobreza en Argentina alcanzó al 14,7% de la población. Sin embargo, de 1989 a 2015 la misma se duplicó, promediando el 29,7%.

RESERVAS: Para financiarse Perón tuvo que gastarse las reservas, que antes de él iban en total crecimiento, lo admite hasta él “No podemos caminar por los pasillos del Banco Central, tan abarrotados están de lingotes de oro” (De Perón a Lanusse 1943-1973; Felix Luna). Desde 1945-1955 como se ve en el primer gráfico se agotaron aprox el 85% de las reservas.
INFLACIÓN: Perón con la nacionalización del banco central por Farrell aprovecho para imprimir e imprimir billetes, la consecuencias de esto se ven claras en el gráfico 2, para darse una idea entre 1936-1945 la inflación promedio promedio 4,3 (1999=100) y entre 1946-1955 la inflación promedio fué de 19,6 (casi un 20% anual)
NACIONALIZACIÓN DE LA RED: Durante su mandato decidió nacionalizar la red ferroviaria que trajo como consecuencia la estancada expansión en km de la red en concreto en 1946 habia de longitud en km 42.500 y en 1955 43.900, pero no solo afectó en la expansión sino en la carga productiva en toneladas, que en 1945 era de 34.162tn y en 1955 de 28712tn (Orlando ferreres)
PBI PER CAPITA: Como se ve en el gráfico el PBI per capita real quedó estancado en el pico mas alto en 1948.
Otras cosas para agregar al mandato es que a pesar de gozar terminos de intercambio muy favorables Perón discriminó al campo, esto se ve en la participación del sector rural en % del PBI enntre 1935-39 fue del 26% y enntre 1947-49 del 16% (Diaz alejando, 1975). La importaciones en PBI entre 1935-39 fué del 14% y entre 1950-54 del 7% (Mallon y sorrouille, 1973). Estas son las pruebas del fracaso peronista de la cual la gente sigue pidiendo.

A esto se le llama al Subjetivismo como prostituta y ellos los proxenetas, alegando que la Dictadura Militar (1976-1983) fue Liberal, al igual que lo fue Carlos Menem (1989-1999), pero esto es falso, no fueron Liberales, si bien es cierto que la Dictadura Militar tuvo como objetivo el desmantelamiento del Peronismo, eso no les impidió seguir con su típica receta económica, ¿Como?, dirán algunos Peronchos que leen esto, “Martínez de Hoz nos abrió al Mercado y sus respectivas Importaciones junto a políticas liberales” , esto es rotundamente falso, quiero pasar a refutar por parte la política económica de la Dictadura Militar:

Exportaciones e importaciones: según datos del BCRA (en “estimaciones trimestrales de la oferta y demanda global”) y el ministerio de economía (en “cuentas nacionales 1880-1896) las EXPORTACIONES reales (mill de pesos de 1993) tuvo un incremento del 8.8% anual (recalcar que el enorme resultado de esta variación solo fue gracias a los primeros dos años, sino hubiese tenido de un aproximado del 1%), y las IMPORTACIONES reales aumentaron un 6.7% anual.

Masa monetaria: usando M3 en US$ corrientes en tan solo 5 años (1976-1980) se incrementó la base monetaria en un aproximado de 970%, Según datos de Vazquez Presedo (1994) una locura.
Reservas y devaluación: se encuentra en la última imagen (linea azul devaluación). Salario real: paso de 4000 a 3300 (2009/mes) según Orlando Ferreres.

Fuente: Elaboración de Orlando Ferreres

Tablita cambiaria, que como explica Cachanosky (2015) «la
famosa tablita cambiaria consistía en hacer lo mismo que se había hecho hasta ese momento pero anunciándolo. Es decir, se anunció cuál iba a ser el tipo de cambio nominal diariamente hacia adelante, con una tasa de devaluación mensual que iba disminuyendo en el tiempo».
•expansion monetaria •estatizacion de deuda y en consecuente aumentar la deuda consolidada del 33% del pbi al 64% Segun un calculo de Orlando Ferreres
•saneamiento de empresas estatales en vez de privatizarlas
•estatizacion de Aerolínea Austral y la Compañía Italo
•aumento de empleo público integrando a 15.806 personaa según datos de orlando ferreres •Relaciones externas, que como detalla Fischer (2016), «la dictadura encabezada por Jorge Videla tuvo como aliados a los gobernantes de la ex
URSS y a Fidel Castro. Múltiples acciones así lo demuestran. Por ejemplo, entre 1976 y 1983, Cuba se abstuvo reiteradamente de condenar al régimen
militar argentino en la Comisión de Derechos Humanos de la ONU en
Ginebra».
Irigaray (2014) describe la relación entre estos dos regímenes del
siguiente modo:
«Jorge Videla apoyó a Fidel Castro en la ONU para que Cuba ingrese al Consejo Ejecutivo de la Organización Mundial de la Salud. A cambio, La Habana apoyó a Jorge Videla para que fuese reelegida en el Consejo Económico y Social de la ONU. Los representantes de Castro en el Comité
de Derechos Humanos de la ONU, jamás votaron las resoluciones de
denuncia de la dictadura de Videla. Y los argentinos devolvieron la gentileza
absteniéndose de votar contra Cuba. Incluso Fidel ofreció a los militares argentinos material bélico y tropas para sumarse a la Guerra de Malvinas».

¿Menem fue Liberal?, NOOOO, tampoco:

Primero, añadiré palabras de un Liberal al que le tengo afecto económico, por así decirlo:

Si te parece que un gobierno que interviene el tipo de cambio, y no hace modificaciones a la constitución antiliberal, sobre los bienes públicos, y crees que concesiones y privatizaciones dadas a dedo por políticos es “liberal”, es porque no sabes que es liberal.

¿Y el empleo público de la era Menem? Porque Menem no achicó el estado. Privatizó unas cuantas empresas pero el estado en sí creció, si los números no me fallan.
Estatismo no es solo los trenes e YPF. Estatismo es también la municipalidad, los 47 agentes de tránsito controlando la Inspección Técnica Vehicular cada 200 metros para sacarte una multa y los grones con plan social.

ESTATIZAR DEUDAS PRIVADAS, ¿es liberal?, no, socializar perdidas es antiliberalismo, estatismo, socialismo.

Financiar déficit público con deuda para mantener medidas antiliberales como intervención del tipo de cambio, ¿qué tiene de liberal? es todo lo contrario.

Mantener la educación pública (top de latinoamérica, seguíamos 1eros incluso hasta después del 2001 antes de la destrucción de todo por parte de otros peronistas como los K), salud pública, obra pública, monopolio de las concesiones, todo eso es antiliberal, vender un par de empresas con coimas para que las vacíen unilateralmente decidido por un estado no es liberal, no hay competencia.

Aumento del gasto público, aumento de la carga impositiva, aumento del IVA, plan bonex parecido al de la Alemania nazi intervencionista estatista, no es liberalismo.

Creación del CONEAU, monopolio del estado para decidir quien es universidad y quien no, no es liberalismo.

Comparación con los puntos del consenso de washington (lo que seria “neoliberalismo”) con el gobierno de Menem.

Estos son:
1. Discplina fiscal, evitando abultados déficits fiscales respecto al PBI;
2. Redireccionamiento del gasto público, desde subsidios (indiscriminados) hacia la provisión en áreas clave para el crecimiento y sectores de bajos ingresos (educación, salud, infraestructura, etcétera);
3. Reforma impositiva, aumentando la base imponible pero con tasas marginales moderadas;
4. Tasas de interés determinadas por el mercado y (moderadamente) positivas en términos reales;
5. Tipo de cambio competitivo;
6. Liberalización del comercio (externo): liberalizar las importaciones, con particular énfasis en la eliminación de restricciones cualitativas. Cualquier protección debe ser en base a tasas bajas y relativamente uniformes;
7. Liberalización de las inversiones extranjeras directas;
8. Privatización de empresas estatales;
9. Desregulación: eliminar las regulaciones que impidan al entrada o restrinjan la competencia, excepto para aquellos casos con justificación de seguridad, medio ambiente, protección al consumidor y una supervisión prudencial del sistema financiero;
10. Protección legal de los derechos de propiedad.


El primer punto de estabilidad fiscal fue un ingrediente claramente ausente en una década marcada por déficits fiscales. Esta ausencia, vale aclarar, fue acompañada con el visto bueno de varios acreedores internacionales. De haberse aplicado el punto de disciplina fiscal, la abultada deuda pública no hubiese culminado en un default del cual aún hoy no se termina de salir. Los déficits fiscales no fueron accidentales, el gasto público creció un 90.7% entre 1991 y el 2001. El stock de deuda externa sobre el ingreso nacional pasó del 35.6% en 1991 a un 56.9% en el 2001. No se puede afirmar que Argentina haya cumplido con el primer punto sobre déficit fiscal, clave para la estabilidad económica. El equilibrio fiscal no es una actitud de derecha ni de izquierda, ni de liberales ni de socialistas, es una medida de sentido común económico.

La política de “tipo de cambio competitivo” no es otra cosa que tener una moneda devaluada que facilite las exportaciones al resto del mundo. Esta es una política con buena llegada en varios sectores del país. Dado que el sector industrial no es competitivo por sí mismo (en parte por las regulaciones económicas y las presiones sindicales), se recurre a políticas de moneda devaluada para facilitarle el acceso a mercados externos. Esto genera rentabilidades ficticias, no reales, que tarde o temprano hay que afrontar. Hacer uso de un tipo de cambio devaluado para beneficiar el sector exportador a expensas del importador ciertamente no califica como una actitud de libre mercado.

Desde el punto de vista del gobierno (especialmente del banco central), un tipo de cambio devaluado ayuda a acumular divisas provenientes de saldos comerciales favorables y hacer frente a la deuda pública. Sin embargo, justamente una de las críticas a la economía de los ’90 (especialmente en los últimos años) es el del atraso cambiario, que significa lo opuesto a tipo de cambio competitivo. El tipo de cambio competitivo no sólo estuvo ausente en los ’90, sino que es una política defendida por más de un “crítico de las políticas neoliberales”.

La apertura comercial, otro punto fuertemente asociado a la década del ’90, también presenta dificultades. La política comercial consistió en una reducción de tasas con sesgo en favor del Mercosur. Sin embargo, el promedio arancelario en Argentina (14%) era tres veces superior al de los países más libres del mundo. La apertura comercial no fue de la magnitud que los críticos suelen implicar (las importaciones no superaron el 13% del PBI en los años de mayores importaciones), sino que el sesgo hacia zonas particulares como el Mercosur produce “desvíos de comercio” que mal-asignan recursos económicos: se compra y se vende ineficientemente. El Mercosur es un ejercicio de proteccionismo ampliado, no un ejercicio de apertura comercial en conjunto con los socios comerciales. Apertura comercial y proteccionismo ampliado no deben confundirse.

Uno de los puntos más sensibles es el de las privatizaciones, al punto tal que a veces pareciera ser que esto es suficiente para justificas el calificativo de neoliberal ignorando los otros 9 puntos. Las privatizaciones, sin embargo, tampoco estuvieron ausentes de diferencias con el recetario neoliberal. Si bien es cierto que se privatizaron un número importante de empresas públicas, eso no quiere decir que todas las privatizaciones hayan sido bien hechas ni que detrás de las privatizaciones no se hayan impuesto fuertes regulaciones que restringen fuertemente a los nuevos actores privados.

En el sector de telecomunicaciones, por ejemplo, se dividió el mercado en dos grandes monopolios por varios años. Crear estos mercados cautivos fue necesario para encontrar algún inversor dispuesto a pagar algo por ENTEL. Las privatizaciones no son en sí pro mercado si se realizan bajo regulaciones que restringen la competencia entre actores privados. Los monopolios artificiales no son parte de las políticas neoliberales, sino que son políticas en contra del espíritu de libre mercado. Las privatizaciones no estuvieron inspiradas en principios neoliberales, sino en la necesidad de financiar al Tesoro Nacional, tanto mediante la venta de activos como de la recaudación impositiva de sus actividades. Si bien uno es libre de identificar el término neoliberal con cualquier tipo de privatización, en tal caso ya no se puede asociar al término “neoliberalismo” con el de “libre mercado”.

Otro ejemplo recurrente es el de las AFJP. Sin embrago, las regulaciones impuestas al sector por parte del gobierno forzaron a las AFJP a invertir en títulos públicos de un gobierno crónicamente deficitario. Al 2001, el 70% de los fondos en las AFJP estaban destinados a títulos asociados al gobierno. Si las AFJP hubiesen sido libres de administrar sus propias carteras de inversión, el default argentino les hubiese afectado en menor medida. Las AFJP no colapsaron por sí mismas, sino que fueron arrastradas por la irresponsabilidad fiscal de los ’90.

Socializar pérdidas con dinero de todos es SOCIALISMO, no liberalismo, el liberalismo es todo lo contrario, el que perdió se funde.

Más allá de las regulaciones asociadas a las privatizaciones, otras interferencias clave en el mercado no fueron eliminadas, siendo la legislación laboral una de las principales. Las regulaciones en sectores claves del mercado hacen difícil de defender un claro proceso de desregulación durante los ’90.

Otro punto discutible es el de la reforma impositiva. De hecho, hubo aumentos impositivos en 1995, 1996 y 1998 (más tarde Machinea también subiría los impuestos durante el Gobierno de Fernando de la Rúa acelerando la caída de la actividad económica).

Tenemos, entonces, por lo menos 6 de los 10 puntos de la receta neoliberal que no se cumplieron. Otras cuestiones como redireccionamiento del gasto públicos, tasas de interés de mercado, libre entrada de inversión externa directa y defensa de la propiedad privada pueden ser más discutibles. Pero si asumimos que estos 4 puntos se cumplieron perfectamente, tenemos sólo 4 de los 10 puntos del Consenso de Washington presente durante la década del ’90.


En la medida que el crítico entienda por neoliberalismo los 10 puntos del Consenso de Washington, y no que haga uso del término como comodín para ahorrarse el trabajo de tener que sustentar su crítica, entonces no puede sostener que esa fue la política imperante durante los ’90 cuando en el mejor de los casos se aplicó el 40%. (Aún espero ver en alguna de las tantas entrevistas televisivas donde se menciona el supuesto neoliberalismo del ’90 que el entrevistador le pregunte al crítico qué entiende por neoliberalismo, y que luego le pregunte cuántos de esos puntos el país de hecho cumplió.) La dirigencia política que está a cargo del destino futuro del país se debe un análisis más cuidadoso y racional, y menos pasional e ideologizado sobre las políticas pasadas.

Una aclaración final es necesaria. Señalar que el crítico se equivoca al calificar de neoliberal a la Argentina de los ’90 no es en sí una defensa de la política económica de los ’90 ni de la receta neoliberal. Simplemente se señala la inconsistencia de asociar el neoliberalismo (y por añadidura al liberalismo) a una época en la que no se aplicó. Pero para que la crítica produzca resultados debe estar correctamente planteada. Definir el futuro del país en base a un período mal analizado difícilmente lleve a buen puerto. Como todas las presidencias, la del menemismo tuvo aciertos y desaciertos; para identificar a cada uno de ellos es necesario dejar de usar el término neoliberal como calificativo y discutir los aciertos y desaciertos de las distintas medidas libre de prejuicios.

Sostener que Argentina fue un país neoliberal durante los 90 porque tuvo más grados de libertad respecto al gobierno de Alfonsín es quedarse con el árbol y perderse el bosque. El problema no fue el neoliberalismo que no se aplicó, sino el equilibrio fiscal y el libre mercado que no tuvieron cabida.

Fuente: Datos del FMI, datos departamentales de asuntos fiscales, finanzas públicas en la historia moderna. Mauro, P., Romeu, R., Binder, A. y Zaman, A. (2015). Una historia moderna de prudencia fiscal y despilfarro. Revista de Economía Monetaria, 76, 55-70. http://www.imf.org/external/datamapper/datasets/FPP/1

Como se ve en el anterior gráfico el Gasto Público se empezó a disparar a partir de 1996 con un pico de 15.63% y, en 1999, termino en 31.87%, en la parte económica desde 1996 estuvo a cargo Roque Benjamín Fernández (Quien perteneció y sigue perteneciendo al Partido Justicialista), si bien se intento hacer una Reforma Tributaria, esta aumentó un 10,6% (Fuente: https://www.lanacion.com.ar/economia/crecio-un-32-el-pbi-en-el-segundo-trimestre-nid168545).

¿Puede el menemismo haber sido liberal? ¿No es una contradicción en términos acaso? Como indicara Alberto Benegas Lynch en una vieja entrevista para el diario La Nación, el gobierno de Menem fue en muchos aspectos la antítesis del liberalismo y quizás el que más daño haya causado a la causa libertaria dada la confusión que generó.
Ciertamente hay excepciones a la antítesis. Hubo desregulaciones, abolición del servicio militar obligatorio (luego de la muerte del soldado Carrasco), reconocimiento legal a asociaciones de defensa del consumidor y a la Comunidad Homosexual Argentina (ante presión internacional por la negación de la Corte Suprema), eliminación de la figura de desacato (aunque él mismo la había utilizado), y pese al Mercosur la apertura comercial era incomparable a la del kirchnerismo proteccionista de hoy. Incluso a nivel local, en la jefatura de gobierno de la Ciudad de Bs. As. designada por el Ejecutivo, recuerdo como podíamos comprar cerveza a las 2 de la madrugada en una estación de servicio, libertad de la que el paternalismo de Ibarra y Macri nos privó.

Pero el carácter de excepcional de lo mencionado resalta cuando enumeramos más de lo ocurrido en aquel gobierno peronista:

Aumento del gasto público (aumentó un 90.7% entre 1991 y 2001).

Ley de Convertibilidad (fijación artificial por ley del precio de la divisa).

Aumento de la deuda pública. Al estar impedido de utilizar la emisión monetaria, el aumento de la deuda interna y externa era uno de los mecanismos para paliar el creciente gasto público (el stock de deuda externa sobre el ingreso nacional aumentó de 35.6% en 1991 a 56.9% en 2001).

Aumentos impositivos (por similares motivos al ítem anterior y siendo el IVA del 18 al 21% uno de los más recordados).

Plan BONEX (confiscación de ahorros en plazo fijo).

Ausencia de justicia independiente (una Corte “adicta” que era una oficina más del Poder Ejecutivo gracias al aumento del número de sus integrantes).

A colación de lo anterior, destrucción de la división de poderes.

Aumento de la presión tributaria (datos del Ministerío de Economía y Finanzas Públicas). Y no olvidemos a Carlos Tacchi, titular de la DGI.

Uso de fondos públicos con fines privados, mezclando persona con gobierno.

Clientelismo político y asistencialismo (haber sido superado por Duhalde y Kirchner no quita su amplia existencia).

Generación de mercados cautivos y monopolios privados fruto de privatizaciones sin apertura de mercados (corporativismo).

Reforma constitucional con el solo fin de obtener una reelección presidencial y aumentar el tiempo en el poder.

Participación en la Guerra del Golfo (1991), violando todo principio no intervencionista, incluso en situaciones que no implican una defensa ante violaciones a los derechos individuales.

Creación de la CoNEAU (Comisión Nacional de Evaluación y Acreditación Universitaria) para controlar y “acreditar” carreras universitarias. Organismo público que además de su naturaleza contraria a la libertad y diversidad de contenidos educativos, fue creado bajo los mandatos del Banco Mundial.

Sistema jubilatorio basado en las denominadas AFJP, donde el poder de elección se acotaba a distintas “marcas” bajo iguales condiciones y altas comisiones. Uno era obligado a ser cliente no solo donde estaba impedida una competencia de sistemas, sino donde además el Estado forzaba a la inversión en títulos públicos (al 2001 el 70% de los fondos en las AFJPs estaban destinados a títulos asociados al gobierno).

Plan BB (Bunge & Born). Algo así como un nacionalismo lobbista con control de precios y cierre de importaciones. El resultado fue una baja de salarios debido a la devaluación e hiperinflación.

Venta de armas a Ecuador y Croacia (Estado empresario que como de costumbre salió mal y lo pagaron los “contribuyentes”).

Seguramente me olvido de mucho, pero los 4 primeros ítem por sí solos son de suficiente relevancia como para refutar cualquier etiqueta libertaria asignada al hoy kirchnerista personaje.

Quienes tienen la edad suficiente puede recuerden como desde noticieros como Nuevediario el Ministerio de Economía adelantaba su intervención en el mercado cambiario comprando o vendiendo moneda extranjera para dictaminar el valor del austral, y por ende, de nuestros salarios. El ministro Domingo Cavallo, en la práctica también en control de un poco independiente Banco Central, describía a esta intervención como “eliminar la incertidumbre cambiaria”. En el futuro, ya en otro gobierno, limitaría nuestras libertades y lo denominaría “bancarización”, pero esta vez su disfraz al lenguaje no surtiría efecto, la sociedad sabría llamarlo “corralito“.

Fuente: https://www.argentina.gob.ar/hacienda/politicaeconomica/macroeconomica/gastopublicoconsolidado

Ahora bien, observemos la Carga Tributaria:

Fuente: Instituto Argentino de Análisis Fiscal (IARAF) https://www.iaraf.org/index.php/informes-economicos/carga-tributaria-provincial-y-municipal?start=6

Durante su gobierno, la deuda externa pública se multiplicó desde los 45.000 millones que había dejado el gobierno de Alfonsín hasta llegar finalmente en el 2000 a 145.000 millones. Recordemos que la Deuda es algo Anti-Liberal, pues implica robar el fruto del trabajo a alguien, en un futuro, sin que este si quiera haya votado a dicho deudor o nacido si quiera. (Fuente: http://www.lanacion.com.ar/nota.asp?nota_id=212745).

Cuando se habla de que “nos abrimos desmesuradamente al Mercado”, eso es una falacia, porque como se observa en el siguiente gráfico, el nivel de Importaciones de Bienes y Servicios como % del PIB, estaba por debajo de China e incluso por debajo de lo que el mundo experimentaba (Muy por debajo), y si miramos a Chile o Suecia (Economías abiertas) quedamos demasiado atrás, los datos lo dicen claramente.

Fuente: https://datos.bancomundial.org/indicador/NE.IMP.GNFS.ZS?end=2001&locations=AR-CL-SE-CN-1W&name_desc=false&start=1985&view=chart

Ahora en Ingresos y Gastos como % del PBI:

FuenteJose Luis Espert. https://twitter.com/jlespert/status/589071474406862848?lang=ar

Para que sea mas simple, se traduce en el siguiente gráfico:

Fuente: Vito Tanzi. https://independent.typepad.com/elindependent/2018/01/argentina-d%C3%A9ficit-fiscal-y-la-trampa-de-la-competencia-populista.html

“Anfibia” afirma que el Peronismo no arruino el país, los datos empíricos le dan la espalda, ahora bien, vamos con el 2) Link.

De esta forma comienza:

Por qué usar rankings es engañoso

Hay un gráfico, muy popular entre los libertarios, que es el de cómo evolucionó Argentina en el ranking del PBI per cápita mundial desde 1875 hasta hoy. Para ello, toman como referencia una base de datos ampliamente usada por los economistas e historiadores a nivel mundial, que se llama la “Maddison Project Database” (de ahora en más, la llamaremos “la base de Maddison”, en honor al brillante historiador económico Angus Maddison, pionero en construir estas series).

Tal como se ve, el gráfico -elaborado por la fundación “Libertad y Progreso”, think tank ultraliberal (durante mucho tiempo Espert tuvo uno igual en su foto de portada de Twitter) – muestra la posición de Argentina en el ranking mundial del PBI per cápita desde 1875 hasta la actualidad. El gráfico también muestra a Australia, país que se toma habitualmente de referencia en la comparación con Argentina, debido a que hacia 1900 eran países de alto ingreso per cápita para los estándares mundiales, muy baja densidad demográfica y clima mayormente templado. Una primera lectura del gráfico, en la que se ve que Argentina pasa del top ten de PBI per cápita entre 1882-1950 al puesto 59 en 2016, es la siguiente: “no fuimos Australia por culpa del peronismo”. Aún más, el gráfico muestra que en 1895 Argentina fue el país de mayor ingreso per cápita del mundo, reforzando la idea de un pasado dorado que en algún momento se perdió. Esta idea nostálgica de un pasado próspero que el “estatismo intervencionista populista peronista” vino a romper es ciertamente muy atractiva como relato de la historia argentina.Primer punto: si bien esta base es muy usada (y soy activo usuario de ella), hay que tener precauciones con los datos que se remontan muy atrás en el tiempo. De acuerdo a uno de los historiadores económicos más reconocidos de Argentina, Pablo Gerchunoff, las series de ingreso per cápita son confiables a partir de 1935, que es cuando Argentina dispone de series oficiales del PBI. Entre 1900 y 1935 los datos son estimaciones que hizo en su momento la CEPAL, y que podrían considerarse como relativamente razonables (aunque con una calidad menor a las de después de 1935). Ahora bien, como señala el economista Andrés Asiain, los datos previos a 1900 son muy precarios y se basan en supuestos muy discutibles (como que el PBI per cápita entre 1870 y 1900 creció a la misma tasa que entre 1900-1913, esto es, 2,5% anual). Ergo, deben tomarse con muchísima cautela y evitarse expresiones tan rimbombantes como “fuimos el país más rico del mundo”.Segundo punto: la “treta” de los libertarios consiste en usar un ranking de países y no -como se debe y como hace cualquier historiador económico serio- tasas de crecimiento a lo largo de la historia. ¿Por qué esto es problemático? Veamos.
La muestra de países cambia con el tiempo. Por un lado, la muestra de países de la base cambia a lo largo de la historia. Como puede verse en el Gráfico 2, la base de Maddison tenía unos 45 países en los años ’40, y pega un salto brutal en 1950, a más de 140. ¿A qué se debe esto? Básicamente a que a partir de entonces mejora mucho la calidad informativa de las estadísticas nacionales, sumado a que en los años de posguerra surgen muchos países nuevos (piénsese por ejemplo en las ex colonias africanas o asiáticas).

Entre 1945 y 1974, Argentina pasa del sexto puesto en el ranking de Maddison al 32. ¿Incide este aumento drástico en esta caída de nuestro país en el ranking? Un poco sí. ¿Por qué? Porque aparecen varios países muy ricos de Medio Oriente (como Libia, Arabia Saudita o Bahrein, entre otros) que, en pleno boom de la economía fordista de posguerra, aumentan su producción de petróleo. Sin embargo, por sí solo esto explica solo una pequeña parte de la caída de 26 puestos en el ranking.

A ver, los datos obtenidos no son un engaño, a ver, incluso se tienen datos desde antes del 1800:

Lo que se tiene en cuenta es que los datos obtenidos son un conjunto de valores obtenidos por el Gobierno, no es que sean menos confiables, por algo se adjunta a la historia, un ejemplo claro, es este:

Cuando se ve claramente que los datos per se, tienden a manejarse entre los obtenidos de este mismo, por lo que claramente son confiables si son manejados en un parámetro de medición estándar, como el de Maddison Project Database, recorramos lo expuesto en “Maddison Project Database 2018”:

https://www.rug.nl/ggdc/html_publications/memorandum/gd174.pdf

Ahora bien, recogiendo la misma base de datos, arroja los siguientes resultados:

Como se ve, Argentina tenia, en tan solo estas 3 comparaciones con 2 potencias, en donde el crecimiento era constante y los países crecían juntos, pero es solo que a partir de 1945 la economía tiene aberraciones en su crecimiento, haciendo imposible la asimilación de ambas, y por tanto, la perdida del crecimiento económico.

No es para menos. En la figura siguiente puede verse que jamás, desde 1810, el país tuvo un período de crecimiento que se extendiera por 20 años consecutivos. De hecho, los dos períodos en que la economía avanzó por más años sin enfrentar una caída se produjeron antes de 1873.

fffsa

 Entre 1880 y 1913 el tamaño del Estado se mantuvo acotado (con un gasto que no superó el 9 % del PBI), mientras que el comercio era completamente libre con todas las naciones, así como la inmigración.

Otro dato interesante es que, durante dicho período, casi no existió inflación, por lo que el poder de compra de la moneda se mantuvo constante, generando condiciones de estabilidad.

Algunos sugieren que nuestro gran crecimiento se debió solamente a nuestro vínculo comercial con Inglaterra, país al que le exportábamos principalmente carne. Sin embargo, no solo se necesitan recursos naturales para desarrollar un buen comercio, sino trabajo y capital. Y eso fue lo que recibió Argentina del extranjero: grandes oleadas migratorias e inversiones para desarrollar la industria.

El aluvión de inversión no fue casual. El marco de normas era predecible porque estaba en vigencia la Constitución de 1853, diseñada por Juan Bautista Alberdi, quien se había inspirado en la carta magna de los Estados Unidos. Dicha “ley de leyes” era profundamente liberal y estaba pensada para limitar el poder del estado y garantizar la libertad de comercio y contratación dentro de las fronteras, así como la libre inmigración y el libre intercambio hacia fuera de estas.

1. La población aumentó desde los 3,3 millones de personas en 1890 hasta los 7,5 en 1913 (crecimiento medio anual del 3,5%). Casi la mitad de este incremento se debió a la inmigración, procedente sobre todo de Europa.

2. El porcentaje de capital extranjero subió desde el 32% en 1900 hasta el 48% en 1913, como resultado de que Argentina presentaba entonces las condiciones económicas e institucionales más favorables de toda América Latina para la inversión foránea.

3. La acumulación de capital aumentó de media un 4,8% anual desde 1890 hasta 1913, permitiendo que la renta per cápita avanzara a un ritmo del 2,5% anual. El desastre de la Primera Guerra Mundial afectó, sin duda, al desarrollo argentino, como resultado del desplome del crédito internacional y el retroceso de la economía mundial, de forma que la acumulación de capital decayó hasta el 2,2% anual y la renta per cápita avanzó un 0,8% entre 1913 y 1929, pero no impidió que Argentina siguiera desarrollándose hasta 1930.

4. Hasta la Primera Guerra Mundial, su renta per cápita era similar a la de EEUU; era uno de los mayores exportadores de cereales y carne, hasta el punto de representar casi el 7% de todo el comercio internacional; Argentina acumulaba el 50% del PIB de toda América Latina en 1913; el sueldo medio en Buenos Aires era hasta un 80% superior al de París, y cuando un inmigrante desembarcaba en Argentina ganaba casi lo mismo que el que se ubicaba en Nueva York.

5. Durante los años 20 se mantuvo como uno de los 10 países más ricos del planeta, con una riqueza comprable e, incluso, superior al de la mayoría de países europeos, similar al de Francia o Alemania, y mayor que Italia o Japón; el salario promedio seguía superando al que percibían los europeos. De hecho, durante los años 30, EEUU, Canadá, Australia y Argentina se mantenían entre los países más ricos del mundo, con un PIB per cápita en torno a los 5.000 dólares.

El intervencionismo de los 30, el principio del fin

Los países más desarrollados por entonces, entre ellos Argentina, presentaban -al igual que ahora- una serie de rasos comunes, entre los que destaca la seguridad jurídica, un marco institucional estable y, sobre todo, la apertura económica, un estado muy pequeño, escasas regulaciones y estabilidad monetaria. Sin embargo, aquella economía abierta, favorable al capitalismo, fue cediendo terreno paulatinamente al intervencionismo estatal, el nacionalismo económico (autarquía) y, finalmente, el peronismo (socialismo) que, de una u otra forma, preside Argentina desde los años 50.

Los años 30 son conocidos como la «década infame», ya que se sucedieron una serie de golpes de estado que otorgaron el poder a los militares, quienes instauraron un creciente intervencionismo económico, la autarquía (sustituir importaciones por producción nacional) y el proteccionismo comercial.

Además, resurgió de nuevo el mercantilismo, en donde el Estado se apropiaba de forma arbitraria de ciertos recursos privados para redistribuirlos entre determinados grupos de interés, favoreciendo así a las elites más próximas al poder político en detrimento del libre mercado. Ya entonces la explotación de hidrocarburos estaba bajo el control del Gobierno -los recursos del subsuelo pertenecían al Estado-, y el poder político comenzó a intervenir de forma cada vez más activa en sectores clave del país, tales como la producción de carne y cereales.

Es decir, Argentina pasó de tener una economía abierta y un estado pequeño, a una economía cerrada al comercio internacional y fuertemente intervenida. A ello, se sumó el abandono del patrón oro y la adopción de políticas keynesianas, basadas en el estímulo fiscal y monetario (más gasto público y bajos tipos de interés), para tratar de impulsar el crecimiento en medio de la Gran Depresión. Aunque esto no es algo extraordinario de esa época -muchos países optaron por políticas similares-, sí lo es el hecho de que este tipo de prácticas se extendió y agudizó tras la Segunda Guerra Mundial mediante la instauración del peronismo.

El peronismo, la consagración del socialismo

El militar Juan Domingo Perón logró la presidencia en 1946, instaurando el denominado justicialismo («justicia social») hasta 1955, junto a su mujer Eva Perón, que aún hoy es un icono en Argentina. Su gobierno no sólo mantuvo las prácticas de los regímenes militares previos sino que, de hecho, incrementó de forma sustancial el intervencionismo estatal en la economía, extendió las prácticas mercantilistas e instauró su particular modelo socialista, inspirado en el fascismo italiano de Mussolini.

Entre otros factores, destacan los siguientes, tal y como expone José Ignacio García Hamilton, profesor de Historia de Derecho en la Universidad de Buenos Aires:

  • Nacionalizó varias industrias, como los servicios de electricidad, gas, teléfono, ferrocarriles, transporte urbano, medios de comunicación, etc.
  • Subsidió a grupos sindicales y empresariales próximos al poder.
  • Disparó el gasto público e incurrió en elevados déficits fiscales.
  • El superávit de la balanza de pagos acumulado durante la Segunda Guerra Mundial (Argentina se mantuvo neutral y vendió productos a ambas bandos) no fue suficiente para financiar las «prácticas populistas de Perón».
  • Fue entonces cuando recurrió a la monetización masiva de deuda a través del banco central, generando elevada inflación.
  • Subió los impuestos al sector exportador, al capital y, especialmente, al sector rural, y siguió dificultando las importaciones mediante políticas arancelarias.
  • Introdujo rígidos controles sobre la producción y la libre contratación de servicios y trabajadores; fijó precios en el mercado del alquiler y suspendió los embargos inmobiliarios.
  • Creó el Instituto Argentino para la Producción y el Intercambio (IAPI), que eliminó las empresas exportadoras privadas y fijó los precios internos de las cosechas por debajo de los precios internacionales. Luego, el IAPI vendía esos productos en el exterior y retenía la diferencia para aumentar el gasto público.

Como resultado, la economía argentina ya había declinado de forma sustancial para mediados del pasado siglo XX.

Es mas, inclusive se ve un crecimiento del PBI por parte de Australia, pero vemos que la economía de Argentina sigue estancada:

Ahora bien, las Tasas de Crecimiento claramente muestran, a diferencia de lo que se plantea, fueron mayores durante la Era Liberal, que a partir de 1945, que es donde todo empieza a estancarse.

Dato adicional:

Muchos dirán que la situación obrera mejoro con Perón, hablemos de ello:

El 1 de mayo de 1951 Perón pronunció un discurso en la Plaza de Mayo en el que afirmó:

Nosotros representamos la auténtica democracia, la que se asienta sobre la voluntad de la mayoría y sobre el derecho de todas las familias a una vida decorosa, la que tiende a evitar el espectáculo de la miseria en medio de la abundancia, la que quiere impedir que millones de seres perezcan de hambre mientras que centenares de hombres derrochan estúpidamente su plata.

En muchos otros discursos se refirió a la “economía de la miseria” y los “salarios de hambre” que supuestamente existían en Argentina antes del 4 de junio de 1943. Este es uno de los tantos mitos a los que se ha aferrado una gran parte de los argentinos. Al igual que muchos otros mitos, este también ha sido nefasto.

En 1941 Torcuato di Tella publicó un artículo en la Revista de Economía Argentina (“Cómo vive el obrero de la industria argentina?” Año 23, Tomo 40, No. 271, enero 1941) con una comparación del poder adquisitivo del obrero no calificado en Argentina en relación a otros países. No es fácil conseguir el original, pero Carlos Escudé resumió sus conclusiones en su libro “Estados Unidos, Gran Bretaña y la declinación argentina 1942-1949“. A continuación reproduzco las páginas relevantes de este libro;

Screen Shot 2019-05-25 at 9.17.51 AM

Estas comparaciones de Di Tella fueron también confirmadas por el economista inglés Colin Clark, considerado el pionero en la comparación internacional de niveles de ingresos. En 1940 Clark publicó un libro –The Conditions of Economic Progress– con un estudio detallado del nivel de ingreso per cápita de los principales países y regiones del planeta. En su opinión,

El mundo es desgraciadamente pobre. Un ingreso real promedio por trabajador de 500 U.I. o menos (en cifras redondas, un nivel de vida inferior a £ 2 o $ 10 por semana por padre de familia) es el destino del 81% de la población mundial. Un nivel de vida de 1000 U.I. por trabajador por año o más se encuentra sólo en los EE.UU., Canadá, Australia, Nueva Zelanda, Argentina, Gran Bretaña y Suiza, conteniendo entre ellos el 10% de la población mundial.

El periodista norteamericano Leonard Greenup, quien llegó al país a mediados de 1943, cuando Perón lideraba un golpe de estado, registra en sus memorias que nunca comió tan bien y abundantemente como durante los cuatro años que vivió en Argentina. Y esto a pesar de que sus ingresos y los de su esposa no superaban los US$125 mensuales. Según, Greenup en 1943 la nación argentina era “probablemente la mejor alimentada del mundo”.

No sólo de pan vive el hombre dice el refrán. En el ámbito de la salud pública, los índices de aquella época resaltan los avances que había logrado el país. En Una Nueva Argentinapublicado en 1940, Alejandro Bunge menciona que “en Europa y América solamente Holanda, Suiza, Noruega, Estados Unidos y Canadá tienen el privilegio de una mejor [tasa más baja de] mortalidad infantil que la Argentina”.

Más recientemente, en 1998, Jeffrey Williamson de Harvard, publicó un estudio de los salarios reales en América Latina en relación a los de Gran Bretaña hasta la Segunda Guerra Mundial. Argentina era el país con los salarios más altos de la región y como se puede apreciar en el gráfico,  incluso superaban a los de los obreros ingleses:

Screen Shot 2019-05-30 at 11.05.50 AM

Todos estos estudios demuestran lo disparatado que es afirmar que antes de que Perón llegara al poder el “pueblo” se moría de hambre. También refutan la narrativa de explotación y miseria que promovieron Perón y Evita. En 1943 el pueblo argentino vivía en una abundancia que era la envidia del resto del mundo.

Y no son necesarias las estadísticas para confirmarlo sino las palabras del propio Perón. Antes de entrar en política y convertirse en un demagogo, él mismo admitió que, en comparación con el resto del mundo, el argentino vivía en una gran abundancia. Como dice el refrán: a confesión de parte, relevo de prueba. Basta leer las cartas que le escribió a su cuñada desde Italia en 1939-1940 y que fueron publicadas por Ignacio Cloppet en su libro Perón en Roma. Por ejemplo:

“Llevo un mes de observación atenta a todo y a todos. Lo mejor de Italia: Roma; lo mejor de Roma: lo histórico y el Vaticano; lo mejor del mundo: Buenos Aires… Lo mejor de Buenos Aires: sus habitantes, con todos sus defectos y macanas… La única desgracia que apreciamos en nuestro pueblo proviene del exceso de bienestar. Creo sin duda que estos países han llegado a un grado de organización, orden y trabajo, difícil de igualar por otros países que no tengan sus problemas y afligentes necesidades. Hoy he comprobado que la necesidad es un factor poderoso para hacer virtuosos a los pueblos. La historia ya me lo había mostrado en la descendencia de Oriente, Grecia y Roma, pero he necesitado verlo para darme cabal cuenta de que la abundancia no es buena escuela para la virtud, tal como la entendemos hoy. Con todo prefiero pertenecer a un pueblo sin necesidades, especialmente si ese pueblo es nuevo como el nuestro y tiene aún por delante un gran porvenir que forjar”

Lamentablemente, como dijo Alberdi, “acostumbrado a la fábula nuestro pueblo no quiere cambiarla por la historia”. La fábula y el realismo mágico siguen dominando la cosmovisión argentina.

Todo lo antedicho no quiere decir que no se podía (o debía) mejorar la situación de los trabajadores. Es cierto que el déficit habitacional era un problema. Según Bunge, entre 1932 la migración interna llevó más de 300.000 personas del interior al Gran Buenos Aires (casi un 10% de la población rural). También es cierto que el nivel de desigualdad en la distribución del ingreso era alto y que había aumentado significativamente desde 1933. Pero era posible resolver ambos problemas – que reflejaban los costos de transición de una economía agraria y rural a una urbana e industrializada– a través de políticas públicas inteligentes. La solución facilista, simplista y arbitraria que impuso Perón resultó ser muy costosa en términos de crecimiento económico. Además, por su propia naturaleza, el sistema económico peronista sería políticamente resistente a cualquier reforma.

Conclusión

La mentira se propago de forma exagerada con estos 2 links, por favor, ya dejen de repartir la ignorancia y pónganse a leer de una vez por todas.

Bibliografias:

http://www.casoteca.net.ar/wp-content/uploads/2017/03/9.-El-despegue-Argentino-1853.1930.pdf

https://www.bcr.com.ar/Pages/Publicaciones/infoboletinsemanal.aspx?IdArticulo=71

Cavallo, Domingo Felipe; Cavallo Runde, Sonia (2018). Historia Economica De La Argentina. Editorial El Ateneo. pp. 123-128.

http://www.cuspide.com/9789500205719/Dos+Siglos+De+Economia+Argentina++1810+-+2010/

http://www.mecon.gov.ar/peconomica/docs/resumen_metod.pdf

https://econo-miaytuya.blogspot.com.ar/2014/03/las-empresas-publicas-dieron-perdidas.html

http://www.anav.org.ar/sites_personales/5/

https://econo-miaytuya.blogspot.com.ar/2013/08/la-verdadera-industrializacion-argenta.html

http://celade.cepal.org/redatam/PRYESP/SISPPI/Webhelp/tasa_de_analfabetismo.htm

http://www.econ.umn.edu/~schwe227/teaching.f11/files/slides/14-4311_argentina_crisis_05_part1_28.pdf

http://www.ggdc.net/maddison/

http://www.elcato.org/reflexiones-historicas-sobre-el-esplendor-y-la-decadencia-de-argentina

Gerchunoff, Pablo: “Peronist Economic Policies, 1946-55”, en di Tella and Dornbusch, 1989, pp. 59-85.

Ortiz, Ricardo M.: Historia económica de la Argentina 1850-1930, Buenos Aires, Raigal, 1955

http://todo-argentina.net/historia/peronista/peron1/

http://www.diariopanorama.com/seccion/_22/las-estatizaciones-energeticas-en-la-primera-argentina-peronista_a_117285

http://www.argentina-rree.com/10/10-002a.htm

Por Cristian Wusinowski

¿Socialismo?, no, prefiero seguir viviendo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s